Luxemburgo a favor de un impulso de las relaciones entre Cuba y la UE

El canciller cubano, Bruno Rodríguez y el ministro de Asuntos Exteriores y Europeos, de Inmigración y Asilo de Luxemburgo, Jean Asselborn. (Foto: PL)

Por: Roberto Morejón

Luxemburgo, con una posición muy constructiva hacia las relaciones entre Cuba y la Unión Europea, continuó el diálogo fructífero con La Habana al enviar a su ministro de Asuntos Exteriores y Europeos, de Inmigración y Asilo, Jean Asselborn.

Recordemos que El Gran Ducado de Luxemburgo es un país del norte de Europa sin salida al mar y su población es de medio millón de habitantes.
Su Ministro de Asuntos Exteriores, quien fue recibido por el presidente Raúl Castro, conoce este país caribeño, pues lo visitó en dos ocasiones anteriores y ha mantenido reuniones con funcionarios cubanos en otros puntos geográficos.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, visitó Luxemburgo en 2015, como parte de un viaje a países europeos, y allí sostuvo conversaciones de mucho interés.

Entre las ramas de mayores posibilidades de cooperación figuran las académicas, si bien con motivo de la visita del señor Asselborn a La Habana las dos partes reafirmaron la voluntad de ampliar los lazos en el contexto de una relación calificada de positiva.

Los cancilleres destacaron los nexos de carácter histórico y Rodríguez subrayó que constituyen un ejemplo de amistad y respeto, además de tener un gran potencial.

A 75 años del establecimiento de vínculos diplomáticos, el ministro Asselborn reafirmó aquí que su país continuará apoyando el acercamiento con la Unión Europea.

Luxemburgo, opuesto al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, hizo un aporte a las negociaciones que culminaron con la firma en diciembre de 2016 de un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre el archipiélago caribeño y la UE.

Ese documento, pendiente de ratificación por el Parlamento Europeo, dejó atrás la llamada Posición Común que obstaculizó los nexos e impidió lo logrado en 2016, o sea, dotar por primera vez a las relaciones de bases recíprocas y respetuosas.

Precisamente, Luxemburgo apoya la nueva etapa iniciada entre Cuba y la UE tras el levantamiento de la denominada Posición Común.

La fase novedosa abierta encuentra a Cuba y Luxemburgo en la búsqueda de puentes para impulsar las relaciones culturales, académicas, científicas y económicas.

Los cubanos contribuirán a esos vínculos pues evocan con agrado el establecimiento de relaciones bilaterales en noviembre de 1942.

A su vez ponen de relieve el trabajo de varias agrupaciones solidarias, entre ellas la asociación Amistad Luxemburgo-Cuba.

El gobierno cubano reafirmó al Canciller de Luxemburgo su política de enriquecer con la Unión Europea una relación histórica y culturalmente intensa, y desarrollar los vínculos políticos, comerciales, científicos y académicos.

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up