Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Colombianos reclaman paz y justicia social al jurar su cargo el presidente Santos

Por: Roberto Morejón

Juan Manuel Santos asumió por segunda ocasión consecutiva la presidencia de Colombia con metas sumamente complejas y los ojos de sus compatriotas fijos en la forma en que tratará de cumplirlas, sobre todo la relacionada con el establecimiento de la paz.

Al cabo de medio siglo de violencia con 220 mil muertos y más de cinco millones de desplazados de guerra, los colombianos votaron mayoritariamente a favor del retorno a la tranquilidad social, como prometió hacer Santos, erigido en un tenaz defensor del proceso.

Así se distinguió sobre todo en la última parte de su primer mandato cuando se desarrollaron en La Habana las conversaciones de paz con las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Con vistas a impactar en la campaña proselitista del año en curso, el propio Santos anunció el inicio de diálogos exploratorios con el otro grupo guerrillero, el Ejército de Liberación Nacional.

Los colombianos permanecieron en vilo cuando la porfía para las pasadas elecciones se concentró en las alternativas de Santos, proclive a continuar en la mesa de negociaciones con la insurgencia, y del ultraderechista Oscar Iván Arzuaga, enemigo de las pláticas, como su mentor Álvaro Uribe.

Serán ese expresidente y sus seguidores los más sólidos escollos que tendrá que vencer Juan Manuel Santos, ahora juramentado para un segundo período.

NO por casualidad, el actual senador Álvaro Uribe se marchó de la ceremonia de asunción del reelecto Jefe de Estado, en un gesto que los analistas interpretaron como anticipo de lo que será una conducta obstruccionista, hondamente polémica.

Pero se simplificaría absurdamente la situación de Colombia si se olvidan otros problemas de país, a los que de alguna forma aludió Santos en su discurso de toma de posesión para el período 2014-2018.

El orador hizo un ferviente llamado a la unidad de sus compatriotas en torno a la construcción de un nuevo país en paz, con equidad y educado.

Materializar esa aspiración, sin dudas loable, será engorroso en un país regido por recetas neoliberales y donde la firma de Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos, Asia y Europa dejó una estela de insatisfacción en sectores económicos y sociales.

Los colombianos demandan una mayor inversión social para reducir la pobreza que afecta a 32 por ciento de los casi 48 millones de habitantes.

Si bien los avances macroeconómicos son motivo de elogios del oficialismo, los ciudadanos se quejan de precarios servicios de salud, educación y justicia y desean cambios en las reglas de la política tradicional.

Ahora bien, es justo consignar que Santos inicia su segundo mandato con un respaldo internacional creciente por la iniciativa de diálogo y los propios avances conseguidos, al firmar con las FARC tres puntos de un acuerdo aún pendiente de más negociaciones.

América Latina y el Caribe ven en el diálogo de paz en Colombia y en un posible acuerdo final beneficios claros para toda la región.

Editado por Katia Madruga Marquez
Comentarios
Deja un comentario
  • Crónica del Milenio 17-12-18
  • En Contacto 16-12-18
  • En Compañia del Doctor 16-12-18
  • El Mundo de la Filatelia 16-12-18
  • Agenda 21 15-12-18
  • Sesionó en La Habana XIX Reunión de la Comisión Intergubernamental Cuba – Venezuela
Contador de Visitas

5445280

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 3316
  • Hoy: 2350
  • En Línea: 114
  • Total: 5445280