Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Un capítulo funesto en Europa

por Roberto Morejón

La colocación de cuchillas en las vallas que delimitan los territorios autónomos de Ceuta y Melilla, en África, constituye una de las últimas “iniciativas” del gobierno español para frenar a los inmigrantes que quieren ir a Europa para huir del hambre.

No se trata del único país que intenta desesperadamente blindarse contra la oleada de viajeros que procedentes de África, Medio Oriente y del sur del Viejo Continente buscan empleo en naciones industrializadas.

Los gobiernos europeos se revisten de una coraza contra los que pretenden llegar por mar o tierra con el pretexto de que en 2014 se triplicaron las tentativas de ingreso ilegal a esa región del planeta.

El año anterior arribaron a las costas italianas 116 000 inmigrantes, más del doble en relación con 2013, y otros perdieron la vida frente a la isla de Lampedusa.

No pocas veces las embarcaciones naufragan y se originan catástrofes que motivan a expertos a bautizar al Mediterráneo como el “cementerio” de inmigrantes.  

En España no dan abasto los llamados Centros de Internamiento de Extranjeros al superarse en los ocho primeros meses de 2014 el total de los acogidos en todo 2013.

Europa endurece sus leyes migratorias y las guardias costeras mantienen alejados a los barcos decrépitos que trasladan más subsaharianos que los permitidos en la capacidad de sus bodegas.

El congreso español aprobó la llamada Ley Mordaza que entre otras facultades permite devoluciones rápidas de inmigrantes a diferencia de lo legislado en el resto de Europa.

El primer ministro británico, David Cameron, adelanta medidas consideradas por sus críticos como xenófobas y se escuda en que su país es el segundo que más inmigrantes recibe anualmente en Europa, después de Italia.

Alemania parece más indulgente por la necesidad de mano de obra barata y en 2014 recibió 200 000 peticiones de asilo, aunque sólo la tercera parte recibieron algún tipo de protección.

Aún así las turbas xenófobas alemanas tachan de “indulgente” a su gobierno y protestan contra los extranjeros, en especial los procedentes del Oriente Medio.

En Suecia avanza el Partido Demócrata que aboga por cerrar el país a los extranjeros y en Holanda el gobierno debió atender exhortaciones de la ONU para prestar ayuda de emergencia a miles de indocumentados que deambulan en las calles.  

Entretanto, los franceses se exponen al discurso beligerante del Frente Nacional de Marine Le Pen y de Nicolás Sarkozy contra los forasteros y en Hungría no cesa el asombro al recibir 35 mil solicitudes de asilo de kosovares, sirios y afganos.

El éxodo desde zonas con desigualdades sociales y en guerra hacia Europa alienta allí los movimientos anti-islámicos y de extrema derecha así como una campaña mediática para inspirar el miedo.

Nadie parece reparar en las causas de un fenómeno abordado con conductas que dejan una huella cuestionable en materia de derechos humanos.

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Crónica del Milenio 15-10-18
  • Entrevista con el Embajador de Bolivia en cuba,se refiere a la descolonización de América
  • En Contacto 14-10-18
  • En Compañia del Doctor 14-10-18
  • El Mundo de la Filatelia 14-10-18
  • Agenda 21 06-10-18
Contador de Visitas

5239321

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 3898
  • Hoy: 889
  • En Línea: 113
  • Total: 5239321