Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Vietnam celebra con orgullo 40 años de la vioctoria contra el imperialismo

por Guillermo Alvarado

El 30 de abril de 1975 en cuestión de pocas horas las fuerzas de liberación de Vietnam entraron en la ciudad de Saigón y ocuparon los puntos clave de la que fue capital del régimen títere implantado por Estados Unidos, como el Palacio Presidencial, el ministerio de la Defensa y la propia sede diplomática yanqui, abandonada precipitadamente por sus últimos ocupantes, entre ellos el embajador Graham Martin.

Finalizaba así una epopeya por la unificación definitiva del país que había comenzado en 1959 y que significó una derrota aplastante para la principal potencia económica y militar del planeta, que perdió no sólo el conflicto, sino que también la moral ante el mundo y sus propios ciudadanos por la crueldad desplegada contra un pueblo pequeño en lucha por su libertad.

Con la excepción del arma atómica, Washington utilizó en Vietnam todo el arsenal disponible en ese tiempo, incluidos explosivos de alto poder destructivo, fósforo blanco, napalm y defoliantes químicos, cuyos efectos aún causan víctimas entre los agredidos, y también en no pocos de los agresores.

A pesar de todo su poderío, la imagen del embajador Graham huyendo como un vulgar salteador por el techo de la legación diplomática marcó a generaciones de norteamericanos, que tuvieron que reconocer de sí mismos una imagen muy diferente de la que la propaganda había pretendido forjarles.

La mayoría de analistas coinciden en que la Casa Blanca jamás comprendió el tipo de guerra en que se estaba metiendo, mucho menos al pueblo y la cultura que decidió enfrentar, dispuesto a cualquier sacrificio, hasta el supremo, que es el de la vida, pero jamás a la renuncia de sus principios.

Los estadounidenses permanecieron ciegos incluso después de 1968, en el cual la guerra cambio de rumbo tras el cerco de la base Ke Sahn, ocupada por el Pentágono, y la ofensiva del Tet -el año nuevo vietnamita- cuando 38 de las 52 capitales provinciales del sur fueron atacadas por las fuerzas de liberación.

Estas acciones demostraron que ni los masivos bombardeos, la destrucción de pueblos enteros, los miles de millones de dólares gastados y todo el sufrimiento infligido a la población civil, habían servido para quebrar la moral de los patriotas vietnamitas.

Por el contrario, la Casa Blanca estaba cada vez más abochornada por la difusión de materiales audiovisuales con las barbaridades cometidas por sus soldados y sus aliados del sur, en tanto creció la oposición a un conflicto que ya se percibía, dentro y fuera de Estados Unidos, como injusto e innecesario.

La derrota moral de Washington se produjo al menos una década antes de su derrota militar, y todavía quedan muchas conclusiones que sacar de esos acontecimientos.

En estos 40 años Vietnam sigue dando lecciones sobre cómo construir un mundo mejor, una sociedad más justa y humana y, a pesar de que los enormes costos de la guerra todavía están vigentes, este día ese pueblo heroico recibe el saludo y la admiración de todo el mundo por su dignidad, su honor y su valentía.

 

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Cuba, destino próspero y seguro para quienes nos visitan
  • Cuba reitera su compromiso de continuar trabajando por el establecimiento de un orden internacional justo y democrático
  • Declaran obra de intelectual e investigador cubano Fernando Ortiz Patrimonio Cultural de la nación
  • Frente a la mentira, la verdad
  • Havanatur y el Ministerior de Educación Superior aunan esfuerzos a favor de los intercambios entre académicos cubanos y foráneos
  • Como la Palma Real, Cuba se mantiene erguida a pesar de los avatares
Contador de Visitas

6150032

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 3608
  • Hoy: 1393
  • En Línea: 143
  • Total: 6150032