Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Boicot imperial a la paz en Europa

por Arnaldo Musa

La frágil tregua en Ucrania, el continuado bombardeo por Kiev a las zonas civiles del este que prefirieron la independencia, y el envío de más asesores y armamento norteamericanos para fortalecer el ejército ucraniano, subrayan el convencimiento de que no habrá paz por bastante tiempo en esa región, lo cual intensifica el peligro de una guerra de mayores proporciones que puede incendiar por lo menos al resto de Europa.

Para Serguei Gláziev, actual consejero del presidente ruso, Vladimir Putin, frente a la competencia que supone una China en alza, EE.UU. quiere una Europa debilitada, desintegrar Rusia y someter al continente euroasiático.

En contraposición a las propuestas de Putin de eliminar las sanciones a Rusia y erigir una zona de desarrollo desde Lisboa a Vladivostok, EE.UU. quiere empezar una guerra caótica en este territorio, enredar de tal manera a sus aliados europeos para que cancelen la deuda pública norteamericana y ampliar su control en todo el espacio económico, con el objetivo principal de mantener su hegemonismo y derrotar a China.

Parece una versión moderna del Apocalipsis, pero no es así, porque esta política norteamericana es tan vieja como el axioma muy utilizado por Gran Bretaña de dividir para vencer.

Así, EE.UU. lanza a unas naciones contra otras y se llega al borde de una guerra mundial, con el fin de que Rusia sea la primera víctima de esta política, y el pueblo ucraniano, el arma designada y la carne de cañón del conflicto ampliado.

Ahora el régimen fascista de Kiev dice que no habrá paz hasta que Crimea deje de ser rusa, desconociendo el deseo del pueblo de la península de adherirse a Moscú. Igualmente, trata así a las regiones que proclamaron su independencia en el este.

Una vieja política

Desde la época de Bismarck, Alemania se propuso utilizar la estrategia de complicar a Rusia en un conflicto, con el fin de dominar el espacio euroasiático.

Recordemos cómo el ex secretario de Estado norteamericano Zbigniew Brzezinski repetía una y otra vez que Rusia no podía ser una superpotencia sin Ucrania y que enfrentarla con Moscú beneficiaría a Estados Unidos y Occidente.

Hemos publicado en diversas ocasiones como parte de la población del oeste ucraniano colaboró con los ocupantes nazis durante la Segunda Guerra Mundial, y se vieron envueltos en innumerables genocidios contra el pueblo ruso.

Derrotado el nazismo, Estados Unidos no se conformó y alentó, financió y preparó a esos elementos ucranianos para enfrentarlo a Rusia.

En este contexto, protegió a los integrantes que quedaban de Bandera, el principal colaborador de Hitler, llevó a decenas de miles de ellos a territorio norteamericano, y luego, en el período posterior a la guerra, los trasladó como inmigrantes a Ucrania, tras el colapso de la Unión Soviética.

Ahora, con el advenimiento de un régimen controlado por los nazis, el multimillonario presidente Petr Poroshenko se dejó manejar para que Ucrania fuera absorbida en la denominada Asociación Oriental de la Unión Europa, una especie de cebo  que fue expresada primero por Polonia y después la recogió EE.UU.

Georgia fue la primera víctima, luego Ucrania, y detrás irá posiblemente Moldavia, por lo que se espera rompa sus lazos con Rusia.

Esta entidad forma parte del boicot imperial a la paz en Europa, al contraponerla a la Unión Soviética y el espacio común económico entre Rusia, Bielorrusia y Kazajstán, al que se deben unir Kirguizistán y Armenia.

En este complot, que pretende desembocar en una  guerra, EE.UU. impide la participación de Ucrania en el proyecto de integración euroasiática y la transforma en una colonia.

Al firmar Poroshenko el Acuerdo de Asociación, Ucrania pierde su soberanía y transfiere a la Unión Europea el control de su comercio, las aduanas, las regulaciones financieras y técnicas y las contrataciones.

Se ahonda el espíritu genuflexo y se eliminan obstáculos para algo mayor, que, a no dudarlo, acerca al continente a una conflagración total.

(Tomado de Cubasí)

Editado por Martha Ríos
Comentarios
Deja un comentario
  • Programa Especial Recordado al Amigo 20-11-19
  • Temas del 2019 19-11-19
  • Cubanas 20-11-19
  • En Compañia del Doctor 17-11-19
  • El Mundo de la Filatelia 17-11-19
  • Agenda 2 16-11-19
Contador de Visitas

6664416

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4950
  • Hoy: 3599
  • En Línea: 235
  • Total: 6664416