Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

“La Jungla” se expande cerca del Canal de la Mancha

por Roberto Morejón

En el antiguo vertedero de la ciudad francesa de Calais, próxima al Eurotúnel que enlaza con Gran Bretaña, toma dimensión insospechada un campamento de inmigrantes, hacinados, como si se duplicaran las favelas de Brasil en el Viejo Continente.

Las imágenes son tan lamentables que rememoran los reductos donde se agolpaban los haitianos en Puerto Príncipe, a raíz del terremoto de 2010.

Pero Calais, de 74 000 habitantes, no es una ciudad del Sur empobrecido sino de la señorial Europa, desbordada por la presión migratoria de africanos, afganos, pakistaníes y sirios que huyen de la violencia y la pobreza.

Todos creen ciegamente en el mito de la Europa dorada, donde es posible realizar trabajos manuales desechados por los lugareños, sobre todo en Gran Bretaña, porque allí –según creen— las reglas de acogida son indulgentes.

Sin embargo, en Reino Unido los dueños de viviendas que alquilan habitaciones son conminados a echar a los indocumentados sin consultar a la policía y el primer ministro David Cameron utilizó la palabra “enjambre” para definir a esas personas.

La presión de los periódicos es brutal porque aluden a que “el enjambre ya está en nuestras calles” o afirman que “Calais es una zona de guerra”.

Precisamente, en la ciudad francesa el ambiente tampoco es acogedor. Con el argumento de que centenares de inmigrantes de los 3 000 que ahora se aglomeran allí intentan repetidamente cruzar el Eurotúnel, las miradas hostiles se dirigen hacia ellos.

Muchos llaman al campamento de refugiados “La jungla” en alusión a un sitio donde se congregan animales, aunque es justo consignar que no pocos habitantes de Calais muestran compasión con los hacinados.

Sin embargo, un informe de ACNUR, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, denunció las condiciones de vida en el campamento de Calais y las calificó de inéditas en Europa, con cerca de 20 baños para el total de alojados.

Las personas que sufren esta calamidad buscan desesperadamente seguir viaje hacia Gran Bretaña, trepados clandestinamente en camiones y trenes que cruzan el Eurotúnel, traspasando vallas de seguridad y cordones policiales.

Pero pocos consiguen su objetivo. Si 2 000 inmigrantes murieron en el intento de cruzar el Mediterráneo en su camino desde África hacia el Viejo Continente, otros 9 perdieron la vida al pretender el paso por el conducto tendido en el Canal de la Mancha.

La ola de persecuciones también apunta hacia las tripulaciones de camiones y trenes, expuestas a multas si la policía descubre a viajeros furtivos ocultos.

Mientras se escuchan voces a favor de más vallas y refuerzos policiales, el obispo de la localidad británica de Dover, Trevor Wilmott, lamenta que “este mundo es cada vez más cruel” y el etíope Ahmel se pregunta, temeroso, “¿Esto es la Unión Europea?”.

 

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Programa Especial Recordado al Amigo 20-11-19
  • Temas del 2019 19-11-19
  • Cubanas 20-11-19
  • En Compañia del Doctor 17-11-19
  • El Mundo de la Filatelia 17-11-19
  • Agenda 2 16-11-19
Contador de Visitas

6668497

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 5179
  • Hoy: 2501
  • En Línea: 131
  • Total: 6668497