Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Complicada situación con la disponibilidad de agua en Cuba

por Roberto Morejón

Los ciclones, hasta hace poco recurrentes, han desaparecido para Cuba, la temporada lluviosa parece la de seca, los embalses sufren anemia y los distribuidores de agua a la población, al ganado, la agricultura y las industrias ven cómo ese vital recurso se deprime.

Ese es el panorama muy serio que afrontan los cubanos a tres meses de iniciarse la fase más húmeda en el país que, por su poca actividad, ha decepcionado a quienes esperaban reponerse de la aridez iniciada a fines de 2014.

El gobierno estudia medidas de emergencia y no se descarta provocar lluvias artificialmente o apelar a costosas plantas desalinizadoras, aunque sería una carga para la economía de un país pobre y bloqueado.

No hay desconcierto, simplemente se asume con responsabilidad y prudencia la intensa sequía que sufre Cuba.

En consecuencia, la Defensa Civil, de probada eficacia frente a huracanes, asume los rigores del caso.

El Estado Mayor de ese órgano oficial creó grupos de trabajo temporales en la nación, provincias y municipios, con la responsabilidad de evaluar y controlar lo relacionado con la acentuada aridez.

Esos colectivos estarán en mejores condiciones de supervisar el cumplimiento de las medidas previstas en los planes de reducción de desastres y el balance de agua por los consumidores estatales y formas no estatales de gestión.

La estrategia nacional otorga prioridad al programa de reducción de pérdidas, la rehabilitación de redes y la supresión de los salideros, así como el reordenamiento del servicio de distribución de agua ajustado a las condiciones de cada territorio.

Las medidas para mitigar los efectos de este fenómeno, que azota a 11 provincias y 93 municipios, son analizadas continuamente y priorizan el abasto de agua a la población y al ganado.

Todo ello está a tono con las circunstancias previsibles porque se pronostica la extensión de la sequía intensa y poca actividad en la temporada ciclónica que concluye el 30 de noviembre.

El nivel de los embalses en Cuba se encuentra muy por debajo de su capacidad de llenado y las fuentes de agua subterráneas están en descenso con respecto a los meses precedentes.

La occidental provincia de Pinar del Río acusa la peor sequía en 50 años, la oriental Santiago de Cuba la más aguda en una década y en la central Ciego de Ávila aparecen vestigios de salinidad.

Los planes azucareros y arroceros comienzan a sufrir los efectos de la carencia del vital líquido.

Sólo resta que las entidades estatales diseñen planes para prever la escasez de pluviosidad en 2015 e inicios de 2016, el aumento del ahorro en la población y que técnicos y obreros de acueductos, así como las familias, atenúen los salideros.

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Enrtre Cubanos 24-01-20
  • En Contacto 26-01-20
  • En Compañia del Doctor 26-01-20
  • El Mundo de la Filatelia 26-01-20
  • Agenda 21 25-01-20
  • Amplio programa de actividades por el aniversario 167 del natalicio del más universal de los cubanos
Contador de Visitas

7080139

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 10188
  • Hoy: 7155
  • En Línea: 197
  • Total: 7080139