Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Golpeada por el terrorismo, Cumbre Climática de París enfrenta otros graves retos

Cumbre Cambio Climático París 2015. foto: María Calvo

Cumbre Cambio Climático París 2015. foto: María Calvo

por Guillermo Alvarado

Golpeada por los atentados terroristas que estremecieron París y cuyas repercusiones todavía son sensibles, la Cumbre de la ONU sobre cambio climático, conocida como COP-21, mantiene su agenda fundamental en medio de una seguridad reforzada, si bien hay grandes desafíos que pueden afectar sus resultados.

Los más severos peligros para conseguir un pacto global jurídicamente vinculante, es decir de cumplimiento obligatorio de todos los firmantes, vienen de Estados Unidos y, si bien fueron opacados por la avalancha informativa emanada de los ataques del 13 de noviembre, han provocado un recalentamiento de las relaciones entre la Casa Blanca y el Palacio del Elíseo.

Todo comenzó cuando el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, declaró al Financial Times que el acuerdo de París no será ciertamente un tratado, mucho menos de cumplimiento y verificación forzosos, lo que deja en la cuerda floja los compromisos para reducir la emisión de gases contaminantes.

El alto funcionario norteamericano lanzó un cubo de agua fría al optimismo del presidente francés, François Hollande, para quien es casi un asunto de honor que su país tenga el mérito de alcanzar un acuerdo universal capaz de mantener el aumento del clima por debajo de dos grados centígrados.

Kerry generó una doble interrogante con sus palabras, primero sobre la naturaleza jurídica del documento que se discutirá en la Cumbre a partir del 30 de noviembre y, segundo, sobre el alcance de los compromisos que los países adoptarán allí.

En realidad el presidente Barack Obama trata de evitar que el documento de París tenga la calidad de un tratado, porque esto lo obligaría a presentarlo ante el Congreso para su ratificación y lo expondría a un fracaso por la hostilidad que la mayoría de legisladores, miembros del Partido Republicano, han manifestado a sus intenciones de reducir la emisión de dióxido de carbono.

En el umbral de la carrera electoral de 2016, Obama preferiría evitar un choque con el legislativo y por eso busca que la COP-21 termine con un compromiso parcial, que él pudiera aprobar con una orden ejecutiva, pero eso vaciaría de contenido a todo el esfuerzo hecho para llegar a París con algo más que una simple declaración.

Hace pocas horas surgió un nuevo escollo, desatado tras el anuncio de que Estados Unidos finalizó las pruebas de una nueva bomba atómica. Todo el mundo sabe que el arma nuclear y la protección del medio ambiente son antónimos por esencia.

La cuestión es ¿cómo un país que insiste en desarrollar la mayor pesadilla para la preservación de nuestra especie, y del planeta mismo, va, a la vez, a asumir un compromiso serio con la cumbre contra el calentamiento global? ¿Acaso es posible ser pirómano y bombero a la vez?

El tiempo apremia porque los efectos del cambio climático ya no son una posibilidad, son una realidad y las poblaciones en todo el mundo esperan mayor responsabilidad de los líderes, sobre todo en los países más culpables con el deterioro ambiental.

¿Podrá el mundo, en medio de las tinieblas del terror desatadas por la propia insensatez de las potencias occidentales, tomar medidas que tranquilicen el futuro de nuestros nietos?. Todos aguardamos una respuesta.

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Temas del 2019 12-11-19
  • Cubanas 13-11-19
  • Presidente del Parlamento cubano recibe a Canciller de Laos
  • Realizaron conversaciones oficiales cancilleres de Cuba y Laos
  • Cronica del Milenio 11-11-19
  • En Contacto 10-11-19
Contador de Visitas

6625663

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 0
  • Hoy: 2772
  • En Línea: 238
  • Total: 6625663