Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

En Cuba se garantizan los más humanos de todos los derechos

por Guillermo Alvarado

Al conmemorar este jueves el Día de los Derechos Humanos es conveniente recordar cómo para Cuba estas garantías constituyen un principio elemental desde los inicios de la guerra por su independencia, resumido de manera magistral por el Héroe Nacional, José Martí, cuando afirmó que “yo quiero que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

Si bien hubo años oscuros durante el período neocolonial, el respeto a las garantías fundamentales volvió al primer plano y se hizo realidad tras el triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959.

A partir de entonces la prioridad se centró en preservar el derecho a la vida, el más importante porque sólo a partir de allí es posible disfrutar de todos los demás.

En este sentido Cuba tiene indicadores que van codo a codo con las más grandes potencias del planeta e, inclusive, en algunos casos los supera, cosa extraordinaria por ser este un país pequeño, sin grandes recursos naturales y sometido a un cruel bloqueo económico, comercial y financiero durante más de medio siglo.

Al finalizar 2014 la Mayor de las Antillas logró una tasa de mortalidad infantil de 4,2 por cada mil nacidos vivos, mejor que Estados Unidos, España, Austrialia y Canadá y sólo superada por Japón, Holanda, Suiza y la República Checa.

Si se toma en cuenta que en 1958 morían aquí 60 infantes de cada mil nacidos, podrá tenerse una idea de cuantas vidas ha salvado la Revolución, sólo por esta vía.

A esto se agrega que son vidas humanas plenas, dotadas de una calidad apreciable gracias a un sistema de salud universal basado en la prevención, una educación gratuita, programas culturales, deportivos y recreativos con pleno acceso que permiten a todas las personas, con independencia de sexo, raza o creencias religiosas alcanzar una plena realización.

Merece un párrafo particular cómo el Gobierno Revolucionario luchó desde el primer instante por erradicar la más cruel forma de opresión que pueda existir en el mundo, como es la ignorancia. En Cuba el único límite para la superación intelectual, académica o científica lo pone el individuo mismo que, sin costo alguno, puede transitar desde el preescolar hasta el más alto grado de enseñanza superior, disfrutar de un amplio escenario cultural, donde abundan festivales de primera calidad de libros, cine, teatro, ballet, música, artes plásticas y de otro tipo, siempre guiados por el principio martiano de que ser cultos es la única manera de ser libres.

A diferencia de otras naciones, reputadamente cultas pero donde la religión es utilizada para atizar el odio y la desconfianza, aquí cualquiera puede con total libertad profesar la fe de su preferencia, o no profesar ninguna, si así lo escoge.

El tiempo y el espacio no alcanzan para decir más, sólo recordar que todo lo que practica en materia de derechos humanos, Cuba lo ha llevado con generosidad y humildad a otros rincones del mundo gracias a las misiones internacionalistas, siendo quizás la más humanitaria y valiente de todas la cumplida en África Occidental contra el ébola, que tanto reconocimiento y respeto despertó en todo el orbe.

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Agenda 21 07-12-19
  • Entre Cubanos 06-12-19
  • En Compañia del Doctor-08-12-19
  • Programa Especial Recordado al Amigo 04-12-19
  • Agenda 21 30-11-19
  • En Compañia del Doctor-01-12-19
Contador de Visitas

6751688

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4302
  • Hoy: 4307
  • En Línea: 153
  • Total: 6751688