Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Comenzó aplicación de neoliberalismo salvaje en Argentina

por Guillermo Alvarado

Sin tiempo aún para calentar el sillón presidencial, el flamante jefe de Estado argentino, Mauricio Macri, comenzó a aplicar severas medidas de corte neoliberal dirigidas a favorecer a los grandes empresarios, pero que tendrán un duro impacto en la calidad de vida del ciudadano promedio.

Con el manido pretexto de mejorar la competitividad del país y convertirlo, según dijo el primer mandatario, “en el supermercado” del mundo, se decidió eliminar los impuestos a las exportaciones de carne, trigo y maíz, así como una sustancial reducción a la de soja.

De acuerdo con los teóricos del neoliberalismo, estas políticas pueden traducirse en un crecimiento neto de la economía porque, supuestamente, permiten a las firmas argentinas desenvolverse mejor en los mercados internacionales, pero experiencias anteriores, por ejemplo en Francia, sólo han dejado como resultado el engorde de los bolsillos de los empresarios, sin un impacto real en el resto del país.

Por el contrario, al eliminar los impuestos el Estado pierde una gran fuente de ingresos que deberán compensarse por otros medios y los primeros anuncios en esa dirección comenzaron ya a llover sobre la población.

A partir de enero quedarán sin efecto los subsidios al gas y la electricidad, por lo que los precios de estos servicios subirán lo que es una mala noticia, en particular en el caso de la energía eléctrica, por ser época de verano en ese país austral y muchas familias utilizan equipos para refrescar sus viviendas.

Eso sin contar con que prácticamente desde la segunda vuelta de los comicios presidenciales, donde venció Macri, muchos comercios incrementaron los precios ante una inminente devaluación de la moneda nacional, una exigencia de los organismos multilaterales de crédito a la que la anterior presidenta, Cristina Fernández, no hizo ningún caso, pero que será seguida por las nuevas autoridades.

Por el contrario, el gobierno de Fernández adoptó rigurosos controles de precios para evitar abusos contra la población, sobre todo en los sectores más vulnerables, como los desempleados, los jubilados y las familias de escasos recursos.

Incluso el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, advirtió que se está hablando de un libre mercado del dólar en Argentina, lo cual significa lo mismo para los precios de los artículos de primera necesidad, que muchos de ellos son importados.

Se sabe también que algunas grandes corporaciones comienzan a planificar rebajas de salarios para sus obreros y falta ver si Macri aplica una reducción de empleos en el sector público, como se avizora.

El caso es que muy temprano los argentinos viven un verano caliente, no sólo en términos climáticos, sino políticos y económicos, porque están comenzando a comprender el verdadero significado del cambio propuesto por el ahora partido de gobierno, que no es otra cosa sino un salto hacia el pasado, cuando los beneficios de las riquezas nacionales iban a parar a unos pocos privilegiados, si no es que salían de manera masiva hacia el exterior, mientras la población vivía un permanente período de vacas flacas.

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Agenda 21 07-12-19
  • Entre Cubanos 06-12-19
  • En Compañia del Doctor-08-12-19
  • Programa Especial Recordado al Amigo 04-12-19
  • Agenda 21 30-11-19
  • En Compañia del Doctor-01-12-19
Contador de Visitas

6761686

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4151
  • Hoy: 616
  • En Línea: 125
  • Total: 6761686