Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Venezuela: la realidad de un proyecto bolivariano y chavista

Foto: Omara García.

Foto: Omara García.

Por: Danay Galletti Hernández

Con solo 32 años el abogado Héctor Rodríguez destaca como una de las figuras imprescindibles dentro del gobierno venezolano. Es el hombre al cual asignan grandes tareas sociales y su presencia al lado del primer mandatario, Nicolás Maduro, lo ubica como un gran decisor político.

Mientras conversa con una representación de la prensa cubana acreditada en Caracas, Héctor da seguimiento a un concurso de jóvenes aficionados en los liceos, recaba en la historia de su país y se prepara para asistir a un acto. Pero, no pierde la oportunidad de hablar de Hugo Chávez y del proceso de transformación que inició el líder bolivariano.

“Cuando el Comandante asume la presidencia en 1998 encontró un Estado que no tenía capacidad de respuesta a las necesidades del pueblo, afectado por la visión neoliberal. Las grandes mayorías en pobreza no tenían derecho a la educación, la salud, una vivienda digna y alimentación. La consecuencia fue una sociedad con altos niveles de miseria, deserción escolar y desnutrición infantil”, recuerda.

Según Rodríguez, el Ministro de Familia del último gobierno de la Cuarta República reconoce en un diario de circulación nacional que en los años 1997-1998, existían en el país más de un millón de analfabetos y 66 por ciento de la población se encontraba en condiciones de pobreza extrema.

En el afán por reivindicar la figura de El Libertador Simón Bolívar y materializar sus ideas en beneficio de los desposeídos, surgen las Misiones Sociales como respuesta, además a sucesos desestabilizadores como el Golpe de Estado y el paro petrolero de 2002.

La primera de ellas fue Barrio Adentro Salud, ideada para brindar servicios sanitarios al pueblo en las parroquias. “Se convocaron médicos venezolanos y muy pocos respondieron. Cuba con su solidaridad inmediatamente nos apoyó. El profesional de la nación caribeña fue a las comunidades más difíciles, de mayor violencia y exclusión. Llegaron no a dar lo que les sobraba si no a compartir lo que tenían”, apunta.

Rodeado de libros, que denotan su cargo como Ministro del Poder Popular para la Educación, el joven rememora los primeros años de la Revolución Bolivariana. A partir de los problemas reales de la sociedad se constituyó un sistema de misiones, “que nos permitió construir un Estado más eficiente y trabajar en beneficio del pueblo con los recursos recuperados de la renta petrolera”

Eso permitió que Venezuela fuera uno de las naciones Libres de Analfabetismo y se incluyera, además en la lista de países que, en el continente, invierten más en proyectos educativos y de formación. “Más de 70 por ciento de los jóvenes acceden a las escuelas con programas de alimentación, computadoras canaimas y libros gratuitos. Asimismo, la municipalización de la enseñanza universitaria que era en otros gobiernos prácticamente privada”

Desafío: Pobreza Extrema a cero.

A más de una década de la firma del Convenio Integral de Cooperación Cuba- Venezuela, se vislumbra una reducción en los niveles de pobreza extrema. De la cifra revelada a fines de los años 90 solo resta 5,5 por ciento de la población, es decir, dos millones de habitantes localizados en 1500 comunidades del país.

“Acceder a ellos resulta más difícil porque la miseria es más dispersa, asociada a adicciones de droga y violencia. No obstante, el objetivo es llevar ese número a cero en 2019. El socialismo es hacer realidad lo que para otros es imposible”, destaca.   

Con el propósito de revertir esa situación, el Ejecutivo creó las Grandes Misiones Socialistas: Hijos de Venezuela, Vivienda Venezuela y En amor Mayor. El gobierno de Nicolás Maduro ha dado continuidad a esas acciones sociales y puesto en práctica el Sistema de Misiones y Grandes Misiones Socialistas Hugo Chávez, con el propósito de integrar esos proyectos, “unificar sus capacidades académicas, intelectuales y materiales para realizar una labor integral en las comunidades”

La estrategia no consiste en la visita a una zona determinada, sino “concentrar artillería” con la ayuda del pueblo cubano y, mediante el establecimiento de Bases de Misiones Sociales, ofrecer servicios de salud, educación, cultura y deporte. Incluye además el cambio de ranchos por viviendas, la transformación del hábitat para garantizar el acceso al agua potable y la financiación de planes productivos.

“No solamente es un tema material, se trata también de la subjetividad, los valores, la estética y la ética con que viven los seres humanos. Por eso, el presidente decidió colocar ese tipo de estructuras en las más de 800 urbanizaciones creadas en el país y como resultado también serán edificadas 1500 Bases en esos lugares para crear una dinámica de paz y convivencia”, puntualiza.

Cuba: amor y solidaridad.

Héctor Rodríguez considera que el triunfo y el trabajo son las mejores respuestas ante el amor y solidaridad de los colaboradores cubanos en la nación sudamericana. También hacer realidad el proyecto y el sueño de Fidel Castro y Hugo Chávez, que tiene su expresión en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Afirma que la calidad, sacrificio y desprendimiento, caracteriza a los cooperantes de la Mayor de las Antillas. Durante su recorrido por las parroquias venezolanas, el también Vicepresidente para el Área Social, encuentra a su paso a médicos, instructores de arte y profesores de educación física en lugares a donde los nacionales no quisieron llegar.

Ellos, manifiesta, se alejan de su familia y pierden etapas fundamentales de sus vidas como el crecimiento de los hijos, para cumplir con el precepto martiano de que Patria es Humanidad. “Entienden que el trabajo en beneficio de los hombres y mujeres del mundo también significa luchar por la tierra natal”

Expresa el compromiso histórico de salvaguardar las conquistas de la Revolución Bolivariana y la necesidad de emprender un camino más humano, de felicidad e igualdad, distinto al que ha impuesto el capitalismo.

Convencido de sus palabras, Héctor destaca que la única forma de desmontar el imperialismo es uniendo a los pueblos, “que las personas vean en Cuba, el Alba y Venezuela una lucha constante por colocar al ser humano en el centro de las prioridades y no al capital”

Los jóvenes, Chávez y la Revolución.

Rodríguez asegura que las nuevas generaciones están convocadas a transformar el futuro y hacerlo más parecido a sus sueños. Recuerda su adolescencia en la pasada década del 90 cuando los jóvenes eran considerados como enemigos y el estado de aquella época les imponía la recluta obligatoria, la Ley de Vagos y Maleantes y la privatización de la Universidad.

“Con la llegada de Chávez al poder se eliminaron todas esas medidas. La Revolución nos convocó y vio nuestras manos venir para construir la Patria. Sobre todo la juventud de mi tiempo que fuimos testigos de los últimos residuos del capitalismo y el renacimiento de Venezuela. El reto actual, considera, es que los nacidos en los últimos 15 años tengan conciencia histórica de eso”

Alude a la reciente creación de la Federación de Estudiantes de la Educación Media con la presencia de más de 68 000 educandos. “Me doy cuenta entonces que soy uno más dentro de miles de jóvenes que aman el país”  

Al líder Hugo Chávez, asevera, nadie lo podrá sacar del corazón del pueblo. “Está más presente que nunca en nuestra conciencia y razones. Más allá de una consigna, Chávez si se multiplicó y se muestra en los ojos de las señoras, los niños y los hombres que se levantan a pesar de las dificultades”

Durante su desempeño como líder juvenil del Partido Socialista Unido de Venezuela, Héctor Rodríguez tuvo la oportunidad de escuchar sus discursos y organizar los actos en donde estuvo presente el dirigente bolivariano. No obstante, al releer sus palabras tiempo después, se percata de que no conoció a ese hombre totalmente, que aún restan facetas de su pensamiento, vida y obra por descubrir.

“Hacer una Revolución no es fácil. Tenemos 15 años en el gobierno y 500 años tratando de hacerla. Ese intento por revertir el orden instaurado genera conflicto y resistencia. Nuestro deber es hacerla humanamente gratificante en el camino y en eso estamos”

Apunta Rodríguez que 2014 a pesar de la resistencia económica y política fue un año de grandes victorias. La oposición sometió al pueblo a las más difíciles pruebas, sin embargo, la ciudadanía demostró nivel de conciencia, unidad y confianza en el gobierno.

“La Revolución Cubana tiene más de cinco décadas y Estados Unidos no ha descansado ni un solo día en su empeño por destruirla. Ha pasado por dificultades y siempre resulta victoriosa. Eso le va a suceder a la venezolana y más temprano que tarde a las revoluciones de los pueblos del mundo”, concluye.


 

Editado por Maite González Martínez
Comentarios
Deja un comentario
  • Cronica del Milenio 18-02-19
  • En Contacto 17-02-19
  • En Compañia del Doctor 17-02-19
  • El Mundo de la Filatelia 17-02-19
  • Agenda 21 16-02-19
  • CEN: se han cumplimentado todos los pasos previstos por la ley electoral previos al referendo constitucional
Contador de Visitas

5652384

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 2925
  • Hoy: 2379
  • En Línea: 151
  • Total: 5652384