Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

8 de Enero de 1959

Che Guevara y Fidel Castro en los inicios de la Revolución

Che Guevara y Fidel Castro en los inicios de la Revolución

Por Martha Eugenia López Villeda.

Fidel, el 8 de enero de 1959 entrabas a La Habana con el Ejército Rebelde. Fue la Caravana de la Libertad. Los rebeldes son recibidos por un pueblo enardecido de alegría ante el derrocamiento de la sangrienta tiranía dee Batista. Era el triunfo de la Revolución. El pueblo había emprendido una nueva vida y ahí estoy yo. Ese mismo día llegué de México a la Habana, junto con Héctor Aldama, capitán del naciente ejército del pueblo.

La Caravana había iniciado la unidad Fidel-Pueblo y llevaría a cabo lo que expresaste en una de tus intervenciones en el recorrido:

“…. Cuando yo oigo hablar de columnas, cuando oigo hablar de frentes de combate, cuando oigo hablar de tropas más o menos numerosas, yo siempre pienso: he aquí nuestra más firme columna, nuestra mejor tropa, la única tropa que es capaz de ganar sola la guerra: ¡Esa tropa es el pueblo!”

Los pueblos son gigantes, pero no siempre logran desarrollar toda su fuerza organizativa e intelectual por un camino correcto, de ahí dependerá, en gran medida, el trayecto de su vida y su papel en la historia.

El de Cuba había luchado desde antes de 1868 por independizarse de la colonia española. La guerra contra la metrópoli no condujo a la genuina independencia. Cuba cayó bajo el neocolonialismo de EE.UU. Los cubanos nunca se conformaron con esa situación, y mantuvieron la lucha ante los gobiernos entreguistas de la época.

Pero a partir de 1959 contaría con tu guía, mostrándole un nuevo camino y su capacidad constructiva, impregnándolo de tu arrojo, seguridad en el triunfo, optimismo y hasta audacia para enfrentar al imperio más poderoso militarmente del mundo, que ya habìa iniciado un ataque sistemático, económico, terrorista, político contra la naciente revolución.

Vas a Orientar, educar, informar, a través de didácticas y largas intervenciones, transmitiendo una ideología profundamente martiana, marxista- leninista. El pueblo adquiere grandes dimensiones, preparado y dispuesto para construir la nueva sociedad y enfrentar las agresiones, siempre unido a ti, al Partido a las Fuerzas Armadas Revolucionarias y siendo actor activo en la grandiosa estructura de organizaciones sociales que se formaron o fortalecieron.

Logras un pueblo con una actitud revolucionaria, altruista heroica y como expresara el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la sesión de constitución de la CELAC, “locos de amor”.

El camino fue y es una batalla en todos los ámbitos: político, económico, social. Un torbellino, una verdadera Revolución, tomando el camino del socialismo.

Esa osadía a 90 millas de los EE.UU, no se la pueden perdonar a Cuba y menos que esta mantuviera su ideal socialista en medio de la hecatombe que fue el derrumbe del campo socialista de Europa del Este.

Me hace recordar como convertías a la Revolución Cubana en un referente, para creer en el socialismo, en el marxismo-leninismo, cuando se planteaba internacionalmente que era algo que había fracasado. Representaba una responsabilidad más sobre tus hombros, sobre el pueblo cubano. Se mantuvo el camino trazado hacia el socialismo, soportando un “periodo especial”, se logró primero sobrevivir y después avanzar, a pesar del incremento de las agresiones.

Lograste el enfrentamiento al bloqueo económico, llevando a los trabajadores con el apoyo del pueblo a levantar en dos oportunidades la economía. Primero en 1960 y después en 1990, siempre con entusiasmo, esfuerzo y grandes sacrificio al desafiar limitaciones, pero seguros en un futuro mejor.

Tus promesas no fueron falsas, el pueblo ha sido actor participativo en el proceso, con el derecho a ser tomado en cuenta, disfrutando de los beneficios económicos, políticos y sociales que se alcanzaban.

Resalta que Cuba fue el primer país de la región en ser libre de analfabetismo, en formar científicos para resolver problemas en beneficio del pueblo, en disminuir la alta mortalidad infantil y elevar la esperanza de vida, indicadores que resumen una calidad de vida.

Inculcaste que la lucha era también para el bien de otros pueblos y emprendiste programas de educación y salud novedosos y convocaste a miles de cubanos en una misión humanista, la de llevar educación, salud y otros bienes espirituales a todo el Mundo.

¿Qué pueblo del mundo puede mostrar una solidaridad por más de medio siglo viviendo condiciones extremadamente difíciles?

Fidel, llevaste a que el esfuerzo, el altruismo del pueblo de Cuba fuera Faro de Esperanza para los países subdesarrollados y en Nuestra América.

He tenido el privilegio y regocijo de transitar por este grandioso proceso de más de medio siglo. Al incorporarme en México en 1955 al Movimiento 26 de Julio soñaba con un proceso progresista cubano, latinoamericano, pero sin imaginarme la gran dimensión que un día tendría.

Un proyecto encaminado a buscar una opción de manera que los millones de personas cubanas y de otros países del tercer mundo tengan una calidad de vida mejor y una patria libre y soberana.

Fidel, Lograste echar raíces en el pueblo que continua su desarrollo, poniendo en alto a Cuba, cada vez más conocida, reconocida y admirada por su altruista labor de años y ahora por su primacía en la lucha contra el ébola.

El año se terminó cumpliéndose tus palabras: Volverán.

 

 

Editado por Pedro Manuel Otero
Comentarios
Deja un comentario
  • En Contacto 25-08-19
  • En Compañia del Doctor 25-08-19
  • El Mundo de la Filatelia 25-08-19
  • Agenda 21 24-08-19
  • Entre Cubanos 23-08-19
  • Opiniones de radialistas de la CMHW, en Villa Clara
Contador de Visitas

6281964

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 3532
  • Hoy: 2758
  • En Línea: 133
  • Total: 6281964