Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

El Papa Francisco y su vínculo con el fútbol

Para el Papa Francisco el fútbol es mucho más que un hermoso deporte, es capaz de contribuir a la formación de mejores seres humanos | Foto tomada www.futboliza

Para el Papa Francisco el fútbol es mucho más que un hermoso deporte, es capaz de contribuir a la formación de mejores seres humanos | Foto tomada www.futboliza

Por Alejandro Martínez Martínez

Para todo buen argentino el fútbol, más que deporte, espectáculo o recreación, es una forma de vida, una identidad heredada y mantenida por generaciones, a lo cual no queda exenta la figura del Papa Francisco, quien ha dejado ver en múltiples ocasiones con hechos y palabras sus fuertes vínculos con este deporte.

Desde pequeño sus lazos con el balompié han tenido un significado especial, sobre todo por su afinidad hacia el Club Atlético San Lorenzo de Almagro, del cual conserva aún su carné de socio con el número 88235, fundado en abril de 1908 por el Padre Lorenzo Massa, con el objetivo de rescatar a niños y jóvenes de las calles.

Precisamente a él, entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires, le correspondió en el año 2008 ofrecer una Misa por el centenario del surgimiento de la entidad deportiva, cuyos colores azulgrana se deben a la Virgen María Auxiliadora.

Y, como para que de ello no quedase duda alguna ni existiesen comparaciones con otros clubes europeos acerca del origen de su indumentaria, muy parecida al del Barcelona FC –29 de noviembre de 1899–, el máximo representante de la Santa Sede aclaró en la ceremonia de aquel día al diario argentino Olé:

“No importamos los colores de otro lado, se los pedimos a la Virgen. Nunca saquen a María Auxiliadora del club porque es su madre, ya que San Lorenzo nació en (el Oratorio) San Antonio bajo la protección de la Virgen”.

Curiosamente, en representación de los colores azul y rojo, pero del equipo catalán, se muestra otra excelsa figura del fútbol argentino, Lionel Messi, a quien conoció personalmente en agosto de 2003, cuando este preparaba un encuentro benéfico en su honor, denominado Partido inter religioso por la paz.   

Otra muestra de cómo su persona siempre aparece vinculada a esta pasión mundial, a pesar de haber sido un “patadura”, como él mismo se calificara en una entrevista al portal digital deportivo de su país natal TyC Sports, por no poseer las habilidades necesarias para destacar al menos como jugador medio.

Además de ser el fútbol un hermoso deporte, para el Papa Francisco es mucho más, es sencillamente una forma más de inculcar valores a niñas y niños, capaz de contribuir a la formación de mejores seres humanos, así como también potenciar la capacidad del trabajo en equipo y la solidaridad.

Sobre esto, el Sumo Pontífice de la iglesia católica se ha manifestado reacio a todo aquel que concibe esta práctica competitiva “solo por el interés de obtener dinero, para enriquecerse, pues esto a la larga solo pondera el egoísmo y la soledad”, según comentara recientemente en un video difundido por el Programa Scholas Occurrentes, a raíz del escándalo de la FIFA.

Asimismo, ha condenado públicamente la violencia en los estadios, muy en boga en su nación con las llamadas barras bravas “que oscurecen el fútbol argentino”, lo que no hace más que empañar esta disciplina por aficionados, que lejos de disfrutar atacan y agreden a jugadores o fanaticadas contrarias, algo que según confiesa no veía cuando niño.

En entrevista al diario La Voz del Pueblo comentó en una ocasión: “Son esas salvajadas propias de la persona que la pasión lo desborda, y también la prepotencia y la no sociabilidad, la incapacidad de vivir en sociedad”.

Su identidad y, de cierta manera responsabilidad, con el fútbol y el deporte en general, lo ha hecho plantearse tres importantes lecciones de convivencia social ligada a la vida religiosa: 1- Los cristianos falsos y sin decisión se quedan de suplentes (no entran al juego).  2- Quien entra en el campo de la vida nunca está solo. 3- Jugar en ataque por la justicia, el amor y la paz.   

Quizás no se haya logrado un extraordinario jugador de fútbol como Messi o Diego Armando Maradona, no por falta de oportunidades, sino por otras preferencias dejadas en manos del destino que, forjado o prescrito, lo llevaría a convertirse en el orgullo de Latinoamericana, por ser hoy el primer Papa de la historia oriundo de esta región.

(Tomado de ACN)

Editado por Martha Ríos
Comentarios
Deja un comentario
  • Empresa perteneciente al Grupo de Flora y Fauna arribará a su aniversario 25
  • Cronica del Milenio 21-10-19
  • En Contacto 20-10-19
  • En Compañia del Doctor 20-10-19
  • El Mundo de la Filatelia 20-10-19
  • Agenda 21 19-10-19
Contador de Visitas

6513289

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4450
  • Hoy: 3319
  • En Línea: 174
  • Total: 6513289