Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Andrés Manuel López Obrador, la luz de la izquierda para México

Foto/archivo

Foto/archivo

Por Reinaldo Wossaert Silva

Este 2018 México celebró  las elecciones generales, consideradas como las más importantes de su historia, en medio de un clima de corrupción, violencia y pobreza nunca antes visto en el país de habla hispana más grande del planeta.

En una atmósfera, matizada además, por la crisis de los migrantes centroamericanos que eligieron a la nación latinoamericana como puente en su travesía hacia Estados Unidos, el pasado 1ro de diciembre tomó posesión como presidente el político de izquierda Andrés Manuel López Obrador.

Luego de dos intentos infructuosos, López Obrador consiguió el pasado 1 de julio el mayor respaldo para un candidato a las elecciones presidenciales de la historia de México, incluso, superior a la conseguida en Mil 988 por Carlos Salinas de Gortari.

Y es que tras el conteo del Comité Nacional Electoral, el representante del Movimiento Regeneración Nacional, conocido como Morena, consiguió el respaldo de más del 53 por ciento de los votantes, muy superior al de sus más cercanos rivales,  Ricardo Anaya, con el 22 y José Antonio Meade, con poco más del 15 por ciento.  

A pocos días de cumplir oficialmente un mes al frente del Gobierno de México, Andrés Manuel López Obrador parece destinado a cambiar la historia, aunque deba encarar retos importantes como la migración, la violencia y el comercio.

En su gestión gubernamental, el primer mandatario de izquierda en México debe manejar la actual crisis migratoria, en la que ciudadanos latinoamericanos pretenden llegar a Estados Unidos a través de su frontera.

Más aún, cuando la represión contra ellos de parte de los guardafronteras estadounidenses aumenta, como lo hace también la presión del presidente Donald Trump para levantar el muro fronterizo entre las dos naciones.

Al respecto, López Obrador acordó con el Gobierno de Trump  que los migrantes que soliciten asilo permanezcan al sur de la frontera mientras dura el proceso.

Asimismo, firmó un dictamen con sus contrapartes de El Salvador, Guatemala y Honduras para concretar un plan que genere empleos en la región y contrarreste las causas estructurales de la migración en esos países.

Otras aristas contra las que tendrá que luchar el nuevo jefe de Estado son la violencia, la corrupción y la impunidad, más cuando en los últimos seis años la cifra de homicidios en el país supero los 120 MIL 600.

Entre sus propuestas en materia de seguridad está sacar al ejército de las calles y mejorar la coordinación y profesionalización de los policías para combatir delitos como el robo, el secuestro y los homicidios dolosos.

Igualmente, se comprometió a luchar contra la pobreza, pues a su juicio NO puede haber un gobierno rico con un pueblo pobre.

Dentro de esas iniciativas están la de aumentar al doble la pensión de adultos mayores, pensionar a un millón de personas discapacitadas, garantizar atención médica a la población más vulnerable y elevar el programa de becas a estudiantes para evitar la deserción escolar.

Estas y otras alternativas hacen soñar a más de 30 MILLONES de mexicanos que el pasado 1 de julio le respaldó durante las elecciones generales en 31 de las 32 entidades federales del país.

En su primer discurso como presidente, López Obrador recordó que México vivió desde MIL 983 bajo un modelo económico neoliberal que NO dio resultados y que por lo tanto necesita de una transformación importante.

Señaló que con su Gobierno comienza la cuarta transformación política de México, que el cambio será pacífico y ordenado pero profundo y radical porque se acabará la corrupción y la impunidad que impidieron hasta ahora el renacimiento del país.

Confirmó también que retirará el fuero a presidentes y ex presidentes, revisará la calamitosa Reforma Energética y someterá buena parte de sus decisiones a consultas populares.

Adelantó que la política exterior estará fundada en valores históricos de independencia y libertad, en la igualdad soberana entre los estados, la no intervención y en la solidaridad y cooperación entre pueblos y países.

En ese sentido, remarcó que mantendrá lazos de amistad y cooperación con todas las regiones pero dará prioridad a los nexos con América Latina y el Caribe por razones históricas, culturales y de solidaridad.

Sobre Estados Unidos, puntualizó que la relación con ellos será equilibrada, de cooperación para el desarrollo en beneficio mutuo en cualquier sector, menos en el militar.

Mientras, advirtió que reforzará las relaciones con países como China, Rusia, Sudáfrica, Brasil, India y la región Asia-Pacífico, porque considera que con ello se puede auspiciar un orden internacional construido entre todos, en el que la globalización NO quiera decir hegemonía.
                                   
                                      

 

Editado por Pedro Manuel Otero
Comentarios
Deja un comentario
  • Agenda 21 07-12-19
  • Entre Cubanos 06-12-19
  • En Compañia del Doctor-08-12-19
  • Programa Especial Recordado al Amigo 04-12-19
  • Agenda 21 30-11-19
  • En Compañia del Doctor-01-12-19
Contador de Visitas

6755794

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4844
  • Hoy: 3569
  • En Línea: 160
  • Total: 6755794