Turismo en Cuba 2020

Por: Isis María Allen

La industria turística  concluye 2020, bajo los efectos del más negativo de los viajeros que haya recorrido el Mundo: el nuevo coronavirus.

El desplome de este sector a nivel global muestra la reducción de los viajes en más del sesenta por ciento, comparada la cifra con el año anterior, lo cual es realidad repetida en cada país receptor.

Para Cuba no tuvo consecuencias diferentes, y a estas se le unieron los efectos del brutal recrudecimiento de la política de bloqueo de Estados Unidos, que entre otras medidas suspendió las conexiones aéreas desde ese país hasta ciudades del interior de la Isla, prohibió el atraque de cruceros en territorio cubano y desplegó más sanciones contra empresas de la Mayor de las Antillas  vinculadas al sector, por solo citar algunos ejemplos.

Pese a todo, y siempre acostumbrada a los grandes retos, Cuba reconsideró su quehacer dentro del sector turístico y aprovechó el tiempo en que se detuvo esa actividad para desarrollar  un amplio programa de mejoras en instalaciones ya  existentes, continuar el proceso inversionista en otras  nuevas y capacitar al personal para la reanudación de las actividades dentro de lo que más tarde se llamaría nueva normalidad.

Pero veamos como fue el inicio del año; de  enero a marzo de 2020, la cifra de viajeros hacia la Isla se comportaba conforme a lo previsto en el objetivo de llegar,  al termino del año,  a los cinco millones de visitantes , pero en ese mes, cuando la Organización Mundial de la Salud decretó la pandemia, también fue detectado en Cuba el nuevo coronavirus  precisamente  en turistas procedentes de Italia, país, que a nivel global  se encontraba en el epicentro  enfermedad. 

Ese hecho enrutó camino hacia la adopción de medidas cada vez más rigurosas para impedir la propagación del peligroso virus, fue así que  se decidió cerrar las fronteras y mantener vínculos con el exterior sólo de forma excepcional.

En ese contexto fue asegurado alojamiento y protección a los vacacionistas que en Cuba quedaron varados,  hasta tanto se crearon las condiciones para el traslado al país de origen.

En tanto, dentro de las instalaciones turísticas fue conformado por  una parte, un fuerte movimiento de apoyo de los trabajadores del sector a la batalla del país en el enfrentamiento a la COVID-19 al respaldar las labores de hospitales, centros de aislamiento y de atención a los más vulnerables. Por otra parte, se desarrolló un amplio programa de mejoras de las instalaciones  ya existentes con el objetivo de elevar el confort, la  calidad de los servicios e imagen, en en un ambiente de renovación y búsqueda de cada vez una mayor satisfacción de los clientes.

En paralelo se fueron desarrollando múltiples programas de capacitación al personal para la aplicación de los protocolos sanitarios y las medidas de bioseguridad en cada una de las instalaciones, con vistas a la etapa de reanudación de los servicios.

Fue así que al filo del mes de junio fueron abiertas un grupos de instalaciones al turismo nacional, en las que se pusieron en practica las medidas adoptadas con gran efectividad, sin que se detectaran clientes ni trabajadores infectados, esto, unido al exitoso enfrentamiento a la pandemia en el país propició la posterior  reapertura de los viajes internacionales, que igualmente contaron con la experiencia inicial que se desarrolló en cayos ubicados al norte de la región central y sur del de la Isla Grande.

De forma progresiva se fueron reanudando marinas y aeropuertos, el último de ellos fue el de La Habana,  luego de ocho meses del cierre de los viajes comerciales. 

Un mes antes que la capital cubana se integró al quehacer turístico el mundialmente conocido balneario de Varadero en el mes de octubre, estos dos polos y el que integran los cayos al norte de la región central del país son los que muestran al término del año el mayor número de visitantes los que al concluir 2020 se calcula eleven al MILLON la cifra de llegadas.

Pese a tales números que mucho distan de las aspiraciones, el turismo no dejó de estar entre los renglones prioritarios de la vida nacional, pues además de las mejoras incorporadas en favor de la calidad de los servicios y la seguridad de clientes y trabajadores del sector se han realizado las proyecciones de caras al futuro.

Valido es también destacar que en medio del enfrentamiento a la COVID-10 la industria de los viajes en la Isla  recibió en este 2020 la noticia de varios reconocimientos internacionales, uno de ellos es el de la  web Trip Advisor, en la cual se afirma que Cuba  fue elegida la número 19 en el mundo por ofrecer  “ oportunidades fascinantes para el intercambio cultural y algunas playas simplemente increíbles. La Habana es un equilibrio entre la arquitectura del viejo mundo y la vida nocturna contemporánea”- precisa la argumentación para tal reconocimiento, que igualmente la ubica como el segundo destino más popular del Caribe. 

Por otra parte la  edición 2020 de los World Travel Awards, o los   bien llamados Oscars del Turismo Mundial reconoció  al  Nacional como el ganador en la categoría de Mejor Hotel de Cuba, esa instalación del grupo Gran Caribe está celebrando su cumpleaños 90.

De caras al futuro la industria turística  prevé seguir potenciando el desarrollo de las diversas modalidades de viajes entre ellas la de eventos, sobre lo cual fue anunciado un calendario con más de 180 citas nacionales, internacionales y sedes captadas.

Dentro de la totalidad de las reuniones  de las más diversas temáticas que han sido previstas se incluyen 17 vinculadas con el  turismo, entre ellas la feria del sector que se desarrollará en el mes de mayo y tendrá a Rusia como  invitado de honor, país que está entre los emisores más significativos dentro de la actual etapa de reanimación de la industria de los viajes en Cuba.

El próximo año igualmente se celebrará la IV Cumbre Iberoamericana de turismo accesible prevista para el mes de junio de 2021, y ante la cual Cuba se ha propuesto ser una digna sede en la que los participantes encuentren un destino renovado, sostenible, seguro, de paz y salud.

En correspondencia con ese tipo de turismo las autoridades del sector han anunciado el trabajo conjunto  con las agencias especializadas San Cristóbal, Ecotur, así como con la Asociación Cubana de Limitados Físicos Motores, la Asociación Nacional de Sordos de Cuba y la de Ciegos y Débiles Visuales, con el propósito de evaluar la creación de productos turísticos que cumplan los requerimientos de ese segmento del mercado. 

También para el 2021 las autoridades de la industria de los viajes en  el archipiélago cubano se han propuesto dar una gran prioridad al disfrute de la cultura, de modo que sea este un motivo para visitar el país y cumplimentar la permanencia con la modalidad de sol y playa.

No dejarán de ofertarse otras modalidades como el turismo de naturaleza y  salud, entre otras pero siempre con el riguroso cumplimiento de los protocolos y medidas de enfrentamiento a la COVI-19 para lo que Cuba de manera muy excepcional, en el Mundo, tiene destinados a dos profesionales de la salud en cada unidad de alojamiento a fin de  garantizar el pesquisaje diario y la atención inmediata que requiera cualquier huésped o empleado que así lo necesite.

El archipiélago cubano finaliza 2020, luego de la más intensa  resistencia al recrudecido bloqueo de Estados Unidos y al enfrentamiento a la pandemia ante la que se han adoptado  nuevas medidas de protección  para 2021, cuando los viajeros  deberán realizarse con resultado negativo una prueba de PCR 72 horas antes de trasladarse a Cuba y traer constancia de un laboratorio certificado del país de origen.

Igualmente serán limitados los viajes, desde  territorios como Estados Unidos, México, Panamá, Haití, República Dominicana y Bahamas por constituir fuentes de transmisión riesgosa de la Covid-19 a través de las personas que llegan desde esos países.

Así enfrentando las complejidades del nuevo escenario, asumiendo las decisiones correspondientes y proyectando un futuro de continuidad y esperanza finaliza 2020 la industria turística en Cuba, donde la salud de las personas es la más alta prioridad y constituye la mayor garantía de lo que las personas buscan en el Mundo: Seguridad.

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up