Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

La guayabera cubana, prenda identitaria nacional

Por: Guadalupe Yaujar Díaz  

La guayabera, una prenda autóctona del vestir cubano, conserva claves de la identidad nacional aún sin develar, se extiende dentro y fuera de fronteras.

Por sus características y valores culturales, la guayabera se estableció desde 2010 como prenda de vestir del ceremonial diplomático del Estado y el Gobierno, considerada por la Gaceta Oficial de la República 'una de las más auténticas y legítimas expresiones de cubanía.

Entre sus características de rigor la prenda consta de cuatro bolsillos y se adorna con hileras de alforzas; dos hileras al frente y tres en la espalda. Posee bordes y aberturas que la distinguen de una camisa común, era siempre blanca, de manga larga y lucía 27 botones.

Aun cuando su origen es debate de historiadores y estudiosos del tema, la mayor parte de la bibliografía asegura que fue precisamente en la central ciudad de Sancti Spíritus donde se confeccionó la primera a inicios del siglo XVIII por un matrimonio de inmigrantes andaluces.

De ahí que la guayabera, camisa típica distinguida en la isla, esté vinculada a la historia local de la cuarta villa  fundada por Diego Velázquez en Cuba- enriquecida de imaginario popular, folclore y nacionalismo.

Hasta nuestros días ninguna otra región cubana le discute la  privilegiada paternidad a la villa del Yayabo y a lo largo del país se le rinde tributo a esta típica y elegante prenda de vestir usada a partir del silgo XX por hombres y mujeres.     

Se llamó Yayabera a esa guayabera primitiva y desde allí invadió las zonas vecinas, de ahí proclama en Ciego de Ávila; y camagüeyana, en Camagüey…

Muchas  son las versiones sobre la génesis y modificaciones de la popular pieza pero, con respeto de todo lo que hasta hoy se ha publicado al respecto en Cuba, doy fe de una historia real ,tomada de primera mano, en mi ciudad natal.

En 1914 llega a Cuba el sastre libanés Said Selman, cubanizado su nombre por Eugenio, estableció su primera residencia en el matancero municipio de Cárdenas en la región occidental.

Said Selman

En esos tiempos la guayabera comenzaba a verse en las ciudades, de manera limitada, y pugnaba por desplazar a la moda europea en nuestro país compuesta de traje con camiseta, camisa, chaleco, corbata y sombrero de pajilla usado en todas las estaciones del año.

Eugenio Selman trabajó hasta 1924 en la sastrería cardenense “La Salvación” y en los años 30 abrió su propia tienda bajo el nombre de “El Líbano” en la central ciudad de Santa Clara.

A partir de 1935 comenzó a diseñar los primeros modelos de guayaberas de su propia creación, al tiempo que abría varias sastrerías en otras localidades de la isla.

Tras su retorno a Cárdenas en 1940 reanudó su oficio con más ímpetu y se gana el mote de “El Rey de las guayaberas”, porque había revolucionado la confección original.

Con 13 modelos diferentes de esta pieza ofreció a sus variados clientes una gama que llamó la atención de quienes preciaban tener en su ropero la famosa pieza.

Maestro en sastrería y especializado en la confección de las llamativas guayaberas Selman trabajó para la reconocida tienda internacional “El Encanto” en la capital cubana y puso en alto sus originales diseños que se apoderaron de la urbe.

En la década de los años 50 del pasado siglo La Habana amenazaba en desplazar cualquier otro estilo de traje varonil, algo sin precedentes.  

Para entonces una buena guayabera de bramante de hilo puro valía tanto como un traje barato. Es en esta época que la guayabera se abarata; no es ya solo de hilo; puede ser de algodón y su  hechura se simplifica. Deja de ser blanca, la manga no siempre es larga y los habituales botones de nácar pasan a ser corrientes.

Fallecido Eugenio Selman y en ocasión de su centenario en 1998, Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana declaró al sastre Said “el mayor innovador de la guayabera en Cuba”,  durante una exposición en la Casa del Museo de los Árabes para homenajear a quien vinculó su vida a la más auténtica prenda que expresa parte del carácter de la cubanidad.

Actualmente la guayabera ha variado en estructura, materiales y colores. Las hay bordadas y deshilachadas, con más o menos alforzas y botones, pero sigue siendo la misma prenda elegante y fresca.

Mientras se confirma cuál es la más exacta génesis de la guayabera  -ella sigue ahí tradición y nacionalidad- de la isla caribeña.  No importa de donde llegó, lo hizo para quedarse entre nosotros…

(*) Said Selman, Eugenio (1898 Líbano- 1959 Cárdenas)
Entrevista realizada al Lic. Ricardo Selman Hussein, hijo de Said.

Editado por María Candela
Comentarios
Deja un comentario
  • Agenda 21 07-12-19
  • Entre Cubanos 06-12-19
  • En Compañia del Doctor-08-12-19
  • Programa Especial Recordado al Amigo 04-12-19
  • Agenda 21 30-11-19
  • En Compañia del Doctor-01-12-19
Contador de Visitas

6765785

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4151
  • Hoy: 4715
  • En Línea: 233
  • Total: 6765785