Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

El primer teatro de La Habana

por Teresita Martínez

En homenaje al cumpleaños del monarca español Carlos III, el 20 de enero de 1775 fue inaugurado en La Habana el Teatro Coliseo, primera instalación de ese tipo construida en la ciudad.

Su apertura fue un acontecimiento para la capital de Cuba , entonces carente de instituciones culturales y sitios para la recreación de sus habitantes.

Al capitán general Felipe de Fonsdeviela, el célebre marqués de la Torre, se debe la construcción de ese majestuoso recinto que estuvo ubicado en la intersección de las calles Oficios y Luz, donde tenía su entrada principal.

Como se hallaba frente a la concurrida Alameda de Paula, el Coliseo también era conocido como el “Teatro de la Alameda”.

Por la excelente acústica, elegante fachada y lujoso decorado de su interior fue el mejor teatro construido por la monarquía española en América durante el siglo XVIII.

El escritor costumbrista Álvaro de la Iglesia recoge en una de sus crónicas que más de 80 quinqués alimentados con aceite aromatizado alumbraban el escenario y el proscenio. Cientos de bujías de esperma colocadas en una gran lámpara de araña, brindaban su luz a la sala principal.

En un inicio, el “Coliseo” sólo ofreció funciones los domingos. Posteriormente , las presentaciones se extendieron a los martes , jueves y días festivos, siempre en horas de la noche.

Comedias y zarzuelas fueron representadas en el primer teatro habanero, donde el costo de cada butaca ubicada en la platea era de 2 reales. A 20 monedas de ese tipo ascendía el precio de los aposentos principales o palcos.

Se afirma que parte de sus recaudaciones eran destinadas al sostén de la Casa de Las Recogidas, que fundada para prevenir y corregir la prostitución en la mujer también hizo las funciones de cárcel, pues allí fueron llevadas féminas sancionadas por diferentes delitos.

Cerrado en 1788 para reparaciones y reformas en su interior, el teatro “Coliseo” reabrió sus puertas en 1803 con el nombre de “El Principal”.

Dañado por la “Tormenta de San Francisco de Asís”, que azotó a La Habana los días 4 y 5 de octubre de 1844, el Coliseo fue demolido dos años después.

Se cuenta que poetas y artistas de la ciudad guardaron como reliquias piedrecillas tomadas de las ruinas del emblemático teatro.

Editado por Maria Calvo
Comentarios
Deja un comentario
  • Y ¿por qué no ayudan a Cucutá?
  • Fidel y la economía mundial
  • Nueva Constitución cubana refrenda amplias libertades
  • Estados Unidos miente... otra vez
  • Bruno Rodríguez desmiente acusación de Estados Unidos sobre supuesta presencia de tropas cubanas en Venezuela
  • Jóvenes cubanos se ven reflejados en Nueva Constitución, que ellos contribuyeron a redactar
Contador de Visitas

5661633

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 3697
  • Hoy: 923
  • En Línea: 131
  • Total: 5661633