Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

¿Una casa de cristal en Cuba? (+ Fotos)

Algunos de los elementos producidos en la Empresa de Recuperación de Materias Primas de Villa Clara.Foto:Freddy Pérez.Granma

Algunos de los elementos producidos en la Empresa de Recuperación de Materias Primas de Villa Clara.Foto:Freddy Pérez.Granma

En un futuro no muy lejano, los cubanos podrían construir una casa cuyos componentes fundamentales fueran elaborados a base del vidrio; opción nada despreciable para un país que busca diversificar las alternativas para atenuar uno de los retos más urgentes que tiene ante sí: el problema de la vivienda.

La idea, nacida con el propósito de darle un uso más racional a un producto de muy poca demanda en Cuba, como es el caso del vidrio, del cual se disponen anualmente de miles de toneladas, teniendo en cuenta las botellas que se rompen en los procesos productivos, y otras que por sus características no retornan a las fábricas, toma cuerpo en la Empresa Provincial de Recuperación de Materias Primas de Villa Clara.

En dicha entidad se producen en estos momentos, y de manera experimental, bloques, vigas, mesetas, tabletas y losas, a partir de la utilización del vidrio molido, que se une a una mezcla de cemento y papel reciclado, de acuerdo con la explicación brindada por Ernesto Pacheco León, jefe de Producción de la referida entidad villaclareña.

Según el directivo, el empleo del vidrio en la elaboración de elementos para la construcción de casas, además de su utilidad en la fabricación de viviendas y el ahorro de áridos, también viene a solucionar un añejo problema medioambiental, toda vez que en muchas ocasiones, ante la falta de destino, el vidrio acopiado por las empresas recuperadoras de materia prima era vertido en lugares donde contaminaba.

El propósito que ahora se consuma es fruto del ingenio colectivo de directivos y trabajadores de la empresa, quienes debieron adaptar viejos molinos, motores, zarandas, mallas y otros elementos, con el fin de evitar la dilapidación de un recurso, que además de ser útil para varios fines, de ser procesado contribuiría a mejorar la economía de la entidad, asegura Pacheco León.

Caminos para el vidrio

Ante la avalancha de vidrio proveniente de la Cayería Norte de Villa Clara y las instalaciones turísticas, las fábricas de cerveza y de ron, además de otros establecimientos, se trató de buscar mercados, y apareció la opción de vender una parte a Vidrios La Lisa, en La Habana, entidad dispuesta a comprar cierta cantidad de materia prima, pero solo el más claro y transparente, no el de los colores verde o ámbar, lo cual creaba otro dilema, explica el directivo.

Por ese camino, surgió la posibilidad de vender unas 60 toneladas de polvo de vidrio a la Unión Nacional del Fósforo, entidad que demandaba ese producto para sustituir la arena sílice utilizada en el proceso productivo, lo que obligó a los innovadores y racionalizadores de la empresa villaclareña a desplegar todo su ingenio para lograr un grano más fino como demanda esa fabricación.

                              El papel también juega su rol en los componentes para los materiale de construcción.Foto:Freddy Pérez.Granma.

En noviembre del 2017 se inició el triturado de vidrio con destino a la producción de fósforos, sin embargo, en la práctica, la existencia de vidrio reciclado superaba con creces la demanda, y ante ese reto nació la idea de producir también elementos para el programa de la vivienda, propósito que avanza de manera sostenida como pudo comprobar el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel durante su reciente visita a la empresa radicada en Villa Clara.

Una idea renovadora

Reinaldo Rodríguez Quiroga labora en la Empresa de Recuperación de Materias Primas de Villa Clara desde 1994. Cuando llegó allí era casi un muchacho y ya peina canas. El color de la piel y las arrugas en su rostro atestiguan que este hombre ha trabajado «un mundo» cortando hierros en el patio de materiales bajo el abrasador sol del Caribe.

Aquí se trabaja muy duro, por eso esta «facha» que usted ve. Pero nada, yo no soy hombre de mirar para atrás. Ahora mismo, me dolía ver tanto vidrio y que este no tuviera salida. Por eso, cuando se planteó la idea de molerlo para la Unión del Fósforo, y más recientemente, destinado a la producción de bloques y otros elementos, fui de los primeros en dar el paso al frente.

Por su parte, Marcelo Tomás Chapín Núñez, otro de los siete trabajadores de la entidad vinculados a la tarea, dice sentirse útil y hasta importante. «Cuando hablaron con nosotros le metimos manos a la obra de manera inmediata. Lo primero fue adaptar un viejo molino triturador de piedras para que procesara el vidrio. Luego le pusimos una estera, el soporte y hasta un motor eléctrico, además de otros aditamentos, hasta lograr que funcionara», reconoce con orgullo.

Y cuando preguntamos por la significación de la inventiva, dice con sinceridad que es un gran aporte al país –que lo necesita–, para la empresa y también para su bolsillo, que ahora engordó un poquito más, porque antes ganaba unos 400 pesos mensuales, y ahora cerca de 1 200.

Respecto a la producción, Chapín, como todos lo conocen, explica que en la actualidad fabrican bloques de diez y 15 centímetros, además de mesetas, vigas, losas y tabletas, productos que a su modo de ver tienen muy buena calidad.

Con relación a este último tema, Odelmis Gómez Salina, directora de Investigación y Desarrollo de la empresa, señala que en estos momentos se realizan varias pruebas de laboratorio a todos los productos elaborados a base del vidrio triturado, con el fin de certificarlos, proceso que debe concluir en diciembre del año en curso.

Hasta ahora, los estudios efectuados muestran muy buena resistencia y parámetros de calidad aceptables, explica la especialista, quien añade que en agosto lograron fabricar 4 000 bloques, la mayor cantidad producida, y el único inconveniente ha sido el tiempo de secado, porque este demora alrededor de 15 días en lograrlo, proceso que pretenden acortar.

Explica, asimismo, que según los cálculos realizados, con una tonelada de vidrio pueden fabricarse unos 164 bloques, lo que obligaría a satisfacer una demanda de unas mil toneladas al año, cifra que pudiera crecer de ampliarse las capacidades productivas de la empresa.

                          Este módulo está construido a base de elementos fabricados con vidrio, cemento y papel.Foto:Freddy Pérez.Granma.

Editado por Bárbara Gómez
Comentarios
Deja un comentario
  • Anteproyecto de Constitución: derechos y garantías constitucionales
  • Trabajadores del Ministerio de Educación Superior debaten anteproyecto de Constitución
  • Anteproyecto de Constitución: reacomodo en el sistema económico del país
  • El bloqueo norteamericano y el derecho de los cubanos a la alimentación
  • Sesionará en Cuba congreso de producción animal tropical
  • Religioso cubano: el bloqueo de Estados Unidos afecta la labor humanitaria que realizan las iglesias en Cuba
Contador de Visitas

5260828

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 3752
  • Hoy: 1300
  • En Línea: 127
  • Total: 5260828