Meliá Cuba avala un destino seguro (+Fotos)

Por Marlen Borges

Con un largo historial de éxitos, Meliá Hotels International Cuba reitera actualmente su compromiso como destino seguro frente a la Covid-19, descollando el lanzamiento de novedosos productos y el empuje de la digitalización.

“La mayor isla de las Antillas siempre se ha considerado un sitio fiable, pero con la gestión realizada a propósito de la contingencia sanitaria ha sido modélica en el contexto mundial, un valor que tenemos que potenciar”, expresó la directora de Comunicación y Marketing de la compañía, Maite Artieda.

La funcionaria explicó a Negocios en Cuba que desde el inicio de la pandemia se comenzó a trabajar para implementar medidas, y mencionó el programa Stay Safe with Meliá, certificado por el Bureau Veritas, con el cual se han tomado disposiciones perceptibles.

El proyecto se basa en la seguridad para colaboradores y clientes, la reducción del contacto en las interacciones, la optimización de los procesos operativos–al simplificar y digitalizar el servicio–, y la adaptación de las marcas de la compañía a los nuevos paradigmas y necesidades de los visitantes.

“Nuestros establecimientos obtuvieron la certificación Turismo más Higiénico y Seguro, otorgada por el ministerio correspondiente y el de Salud Pública, lo cual transmite confianza a los viajeros que vienen a la isla y a los hoteles que administramos”, manifestó Artieda.

Señaló que a nivel internacional el sector ha afrontado un período muy complejo, por lo que se empezó a pensar en una manera creativa o innovadora de buscar nuevos productos, o de potenciar otros segmentos para los que el destino en sí estaba bien preparado.

Ahí advertimos la factibilidad de desarrollar dos programas atrayentes y competitivos; el primero, Work from Cuba, incentiva los viajes al estimular el trabajo remoto o a distancia.

“Veíamos que de la forma en que el país caribeño había enfrentado la pandemia lo tornaba un rumbo muy seguro, percibimos que un cliente puede venir y laborar desde aquí para su empresa”, dijo la directiva.

Respecto a esta variante precisó que están concentrados sobre todo en el mercado canadiense, pues en medio de la temporada invernal brindarían la posibilidad de tener la oficina en la playa, con buena conectividad.

“El otro programa es el de largas estancias que, en dependencia de la validez de la visa, ofrecemos facilidades con tarifas especiales para permanecer el tiempo deseado. Ahora los países de mayor incidencia en los arribos son Canadá, Rusia y Alemania”, indicó.

“A nivel global la situación epidemiológica ha afectado, fundamentalmente, al sector turístico que se basa en la movilidad, pero lo importante ha sido la perspectiva de crear novedosas experiencias, ejecutar mantenimientos en las instalaciones e impulsar la digitalización”, puntualizó la directora de Comunicación y Marketing.

Añadió que la totalidad de los hoteles contarán con wifi gratuito a partir de esta temporada de invierno, una de las demandas que más hacían los clientes.

Meliá Internacional y Sol Palmeras mantuvieron las operaciones en el verano, orientados al segmento nacional y cumpliendo todos los protocolos de seguridad, junto al Meliá Habana–que recibió vuelos humanitarios y turistas que no podían viajar por la pandemia– y al Habana Libre Tryp.

También en Varadero ya reabrió el Meliá Península; en Holguín, el Paradisus Río de Oro; el Meliá y el Tryp en Cayo Coco (en la foto); el Meliá San Carlos en Cienfuegos, y la reapertura continuará conforme se incrementen las solicitudes.

“El mayor desafío en estos momentos es incorporarnos a esta nueva normalidad, demostrar que estos hoteles son entornos seguros, transmitir la confianza para propiciar que la demanda aumente poco a poco, y que el turista sienta tranquilidad al venir y disfrutar de sus vacaciones”, concluyó. (Tomado de Negocios en Cuba)

Editado por Martha Ríos



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up