Estima politólogo que los desacuerdos en la derecha boliviana allanan el camino del movimiento al socialismo

La Paz, 11 dic (RHC) El politólogo Gonzalo Balcázar, estimó que los profundos desacuerdos entre los líderes de la derecha boliviana allanan el camino del MAS, Movimiento al Socialismo de cara a las próximas elecciones generales.
           
En La Paz, advirtió Balcázar que los líderes del golpe de estado  Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, quienes se anunciaron como candidatos a presidente y vicepresidente de Bolivia, respectivamente, rompieron relaciones por desacuerdos en el reparto de cuotas de poder.

Asimismo el analista, subrayó que ambos disolvieron su sociedad cuando se hicieron públicas unas grabaciones en las que Pumari pide a Camacho dinero y la asignación de las administraciones aduaneras de los departamentos de Potosí y Oruro para financiar su campaña.
          
Igualmente el experto, explica que las diferencias entre los líderes de la oposición al MAS en las urnas minimiza sus posibilidades de crear y consolidar una formación política que pueda imponerse en las elecciones.

También la exministra de Comunicación del expresidente Evo Morales Amanda Dávila (2012-2014), calificó de régimen de terror al gobierno de facto de Bolivia, encabezado por la autoproclamada Jeanine Añez.

A través de su cuenta de Twitter, la periodista expresó que la asonada golpista puso fin a una década de importantes avances en derechos humanos durante la gestión del líder Morales en la nación sudamericana.

“Sí, con Evo hubo en Bolivia importantes avances en Derechos Humanos en 10 años que fueron arrasados por el Gobierno de facto que mata, persigue, encarcela, allana, implanta pruebas y viola derechos y garantías. Hay un régimen de terror. Agente de la CIA asesora en Palacio”, escribió.

En otro tuit, Dávila hizo alusión al informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) que recomienda 16 acciones y califica de 'masacre' lo sucedido en las localidades de Sacaba y Senkata.

De acuerdo con el texto, desde el 20 de octubre hasta el 27 de noviembre último dicha Comisión tuvo acceso a noticias que dan cuenta de 36 personas que perdieron la vida por causa de la violencia de los golpistas en Bolivia.

Evo Morales también mencionó a través de la red social el informe de la Cidh y escribió: “los golpistas Añez, Camacho, Mesa y todos los que dispararon, creyeron que podían matar sin ninguna consecuencia. Ahora serán juzgados por tribunales nacionales e internacionales”.

El líder indígena alude en su mensaje a Luis Fernando Camacho expresidente del Comité Cívico de Santa Cruz, uno de los cabecillas del golpe de Estado y que ahora aspira a la presidencia del país.

También se refiere a Carlos Mesa, quien fuera presidente de Bolivia desde el 17 de octubre de 2003 hasta el 9 de junio de 2005, y candidato presidencial en las anuladas elecciones del 20 de octubre en las que resultó perdedor ante Evo Morales.

Además, el informe preliminar da cuenta de más de 800 heridos en Bolivia durante los días de movilizaciones y protestas en rechazo a la senadora Añez, en el que responsabiliza a la Policía y las Fuerzas Armadas de ser autores de las lesiones provocadas contra la población.

 

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up