Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#NoMasBloqueo #SolidaridadVsBloqueo

Debaten Italia y Estados Unidos sobre acusaciones de espionaje

Roma, 23 oct (RHC) El primer ministro italiano, Enrico Letta, recibió al secretario norteamericano de Estado, John Kerry, para intercambiar sobre la situación en Medio Oriente y aclarar las acusaciones contra Estados Unidos por espiar a su país.

Durante el encuentro en Roma, el titular italiano expresó la necesidad de verificar las filtraciones sobre eventuales violaciones de la privacidad ciudadana de la nación europea, y se trató la situación en Libia, Siria e Irán, así como el programa nuclear de Teherán.

Las acusaciones contra Washington en los últimos meses están basadas en documentos oficiales filtrados por Edward Snowden, ex-agente de la Agencia de Seguridad Nacional, quien reveló que Estados Unidos posee un amplio programa de espionaje contra ciudadanos de unos 35 países, así como gobiernos y empresas extranjeros.

James Clapper, director de Inteligencia de Estados Unidos, admitió que la polémica Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) espió a Francia tal y como confirmaron recientes reportes de prensa del país europeo.

Sin embargo, dijo en un escueto comunicado que esas informaciones contienen elementos "imprecisos y engañosos" porque esa entidad no realizó más de 70 millones de grabaciones de datos telefónicos de ciudadanos de esa nación.

El diario Le Monde reveló el lunes pasado que sólo en un mes, de diciembre de 2012 a enero de 2013, la NSA interceptó esa cantidad de llamadas y mensajes telefónicos en Francia.

La información del rotativo está basada en los documentos difundidos en junio pasado por Edward Snowden, un excontratista de dicha agencia que está refugiado en Rusia por filtrar información sobre los sistemas intrusivos de vigilancia de Estados Unidos.

El gobierno francés rechazó estos actos y le demandó explicaciones a Washington.

El ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, recibió ayer al secretario norteamericano de Estado, John Kerry, y exigió el cese de esas prácticas.

Los informes revelados por Snowden sobre el fisgoneo federal a ciudadanos de Estados Unidos y de unos 35 países, así como a gobiernos y empresas extranjeros, se convirtieron en un espinoso asunto para Washington.

El mes pasado, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, canceló una visita a la nación norteña y un encuentro con su homólogo Barack Obama porque las autoridades norteamericanas no supieron como explicar el espionaje a sus comunicaciones, a las de algunos miembros de su gabinete y de la empresa Petrobras.

Otro problema surgió para Washington cuando la revista alemana Der Spiegel divulgó las acciones de escuchas que espías ejecutaron contra México, sus principales dirigentes y el sector empresarial, durante varios años.

Por su parte, el canciller mexicano, José Antonio Meade, solicitó a Estados Unidos que amplíe una investigación sobre supuesto espionaje a su país, tras divulgarse que una agencia norteamericana hackeó los correos del expresidente Felipe Calderón.

Ya el domingo la Cancillería había emitido un comunicado en el que calificó el espionaje de práctica inaceptable e ilegítima y anunció el envío de una nota diplomática para exigir una pronta investigación.

El fin de semana el semanario alemán Der Spiegel difundió datos entregados por el extécnico de la CIA Edward Snowden, según los cuales la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) norteamericana obtuvo información interna lucrativa sobre toma de decisiones del sistema político mexicano.

Al dirigirse este martes a los medios de difusión en Ginebra, Suiza, previo a una revisión del estado de los derechos humanos en México, el titular de Relaciones Exteriores dijo que la respuesta de Estados Unidos es aún insuficiente y, por lo mismo, inadmisible.

En ese sentido, señaló que su país ha pedido que la investigación comprometida por el presidente norteamericano, Barack Obama, en septiembre pasado se amplíe para incluir la nueva información.

La seguridad compartida dentro de una vecindad respetuosa y corresponsable no se puede construir violando la ley y vulnerando la confianza, manifestó Meade.

Senadores y analistas han pedido al Gobierno mexicano tener una reacción más enérgica ante las revelaciones de que la NSA logró descifrar las claves para ingresar al servidor de la Presidencia de la República durante el sexenio pasado (2006-2012).

Desde el primer apunte público sobre la posibilidad de que ciudadanos mexicanos hubiesen sido objeto de espionaje, el presidente Enrique Peña Nieto me instruyó elevar, en nombre de México, la más enérgica protesta, apuntó el canciller.

Según Meade, el mandatario le instruyó citar al embajador de Estados Unidos en Mexico, Anthony Wayne, luego de su regreso de Ginebra, para exigir se les mantenga informados de los avances en la investigación.

El Gobierno de México insiste que frente a la violación de la norma no caben explicaciones, sino investigación oportuna, deslinde de responsabilidades y medidas correctivas expeditas.

Al mismo tiempo, el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio, informó que México realizará una investigación interna para determinar si funcionarios de la administración de Calderón participaron en algún tipo de espionaje o fueron negligentes y permitieron tales acciones.

Las nuevas revelaciones se suman a los datos divulgados en septiembre pasado por la televisora O Globo de Brasil, según la cual la NSA y la CIA accedieron a conversaciones y correos electrónicos de Peña Nieto cuando era candidato presidencial.

Editado por Nuria Barbosa León
Comentarios
Deja un comentario
  • Arribó a Cuba Crucero de la Paz
  • Sesionó en La Habana pleno del comité nacional de la ANAP
  • En Contacto 22-10-17
  • Expone Museo de Historia Natural de Cuba adelantos de la ciencia ambiental
  • El Mundo de la Filatelia 22-10-17
  • En Compañia del Doctor 22-10-17
Contador de Visitas

3862835

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4903
  • Hoy: 1071
  • En Línea: 149
  • Total: 3862835