Barcelona es centro de actividades del Estado Islámico en España

Imagen archivo.

La Habana, 15 sep (RHC) La detención este miércoles de un hombre de nacionalidad marroquí en Manresa vuelve a situar a la ciudad Barcelona como centro de las actividades del Estado Islámico en España.

Las autoridades detuvieron al sospechoso por difundir el ideario yihadista en plataformas y redes sociales.

Según datos facilitados por el ministerio de Interior, actualizados a principios del pasado mes de julio, el año 2015 se saldó con 36 operaciones de las fuerzas de seguridad en las que fueron detenidas 75 personas por su vinculación con el terrorismo yihadista. Casi la mitad de las detenciones se efectuaron en la provincia de Barcelona. 

Una de las productoras en Libia del Estado Islámico difundió el pasado mes de agosto una imagen en la que aparecen entremezclados algunos lugares emblemáticos de Occidente susceptibles de sufrir ataques por parte de miembros o seguidores del grupo yihadista. 

En el montaje, aparecía la Sagrada Familia de Barcelona junto a otros monumentos o edificios representativos como el Big Ben de Londres, la Torre de Pisa, la Estatua de la Libertad de Nueva York, el Coliseo de Roma y el Palacio de la Ópera de Sydney. Sobre estos iconos, la imagen muestra un avión de pasajeros que, inevitablemente, evoca los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos. 

Cataluña, la zona de España con procesos de radicalización más rápidos

En este sentido, el último informe publicado por el Consejo de Seguridad Nacional destaca que el fenómeno yihadista experimentó durante 2015 un incremento muy relevante, especialmente el vinculado al Estado Islámico o Al Qaeda. 

"España es un objetivo permanente de la amenaza yihadista" y "Cataluña es la zona en la que los procesos de radicalización detectados han sido más rápidos, y que un sector de la comunidad islámica allí implantada se caracteriza por ser la más radical de España y con más vínculos con otros extremistas de Europa", señala el documento. 

El informe "Estado Islámico en España", elaborado por Fernando Reinares y Carola García Calvo y publicado el por Real Instituto Elcano, ofrece datos significativos sobre los detenidos puestos a disposición judicial por actividades relacionadas con esta organización yihadista desde junio de 2013 hasta mayo de 2016

Según el estudio, en España los detenidos se caracterizan por ser hombres jóvenes, casados y con hijos, tanto españoles como marroquíes, con estudios secundarios y cuya tasa de desempleo es similar a la del conjunto del país. La mayoría de ellos son de ascendencia musulmana, pero su conocimiento del islam y de la sharia -ley islámica- es elemental. Aunque los autores hacen hincapié en que eso no significa que entre los detenidos no se registren porcentajes significativos de mujeres, conversos y universitarios.

Respecto a la provincia de Barcelona, el documento la identifica como el principal escenario de la movilización promovida en España por el Estado Islámico. Sin embargo, si la atención se centra solo en los detenidos de nacionalidad española, su foco central hay que situarlo entre jóvenes de segunda generación nacidos y residentes en Ceuta. 

Otro de los datos significativos que arroja el estudio es que el 29,8% de los detenidos por actividades relacionadas con el grupo yihadista entre junio de 2013 y mayo de 2016 residían en Barcelona, frente al 22,1% que lo hacía en Ceuta. Reinares y García Calvo también señalan que dentro de España, son Ceuta y la provincia de Barcelona -con el 43,3% y el 32,8% de los casos, respectivamente - las demarcaciones territoriales en las que se radicalizó un mayor número de detenidos. 

La posibilidad de atentados yihadistas 

Si bien el informe del Instituto Elcano documenta que un tercio de los detenidos en esos años tenía la voluntad de atentar - aunque no recoge datos exclusivos de la provincia de Barcelona -, sostiene que la experiencia en la lucha antiterrorista de las fuerzas de seguridad complican que haya atentados de gran magnitud en España. 

La mayoría se implicaron en el Estado Islámico como integrantes de células, grupos o redes, caracterizadas por su alcance transnacional y no por sus actividades en territorio español. Además, contribuían sobre todo a funciones de radicalización, reclutamiento, envío de combatientes terroristas extranjeros a Siria e Irak, difusión de propaganda o financiación para cubrir su propias necesidades de implicación yihadista. 

Además, los autores identifican que solo un 5,6% del total de los detenidos se implicó de modo aislado; es decir, como lobos solitarios: los yihadistas radicalizados y decididos a actuar por su propia cuenta y cuyos movimientos son imposibles de predecir. 

 

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up