Nuevamente los griegos en protestas

Miles de agricultores, procedentes de todos los puntos de Grecia, protestaron en Atenas

Atenas, 13 feb (RHC) Miles de agricultores, procedentes de todos los puntos de Grecia, protestaron en Atenas para exigir la retirada del nuevo proyecto de ley sobre la reforma de las pensiones y la nueva fiscalidad, propuestas por el ejecutivo.

La policía estableció controles en las carreteras de acceso a Atenas para evitar la entrada de tractores y el bloqueo de las calles de la capital, como habían amenazado con llevar a cabo las organizaciones convocantes.

Los primeros en llegar fueron los agricultores procedentes de la isla de Creta, que arribaron al puerto de El Pireo en varios ferrys a primeras horas del día y con posterioridad lo hicieron de otras islas y zonas del país.

Durante la mañana hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías frente al ministerio de Desarrollo Rural, que se saldaron con 10 agentes heridos, cuatro detenidos y numerosos daños materiales en el edificio.

El titular de la cartera, Evangelos Apostolu, deploró el comportamiento de un sector de los agricultores que calificó como "una vergüenza para la historia del movimiento campesino", al tiempo que insistió en que el único camino es "el diálogo que ya ha sido planteado por el Primer Ministro".

La movilización tuvo su punto álgido en horas de la tarde donde una manifestación con cerca de 10 mil personas según los organizadores y decenas de tractores confluyeron en la plaza de Syntagma, frente al Parlamento, con presencia de destacados dirigentes políticos de la oposición.

Los agricultores montaron tiendas de campaña donde permanecerán durante el fin de semana, pues para mañana también hay prevista una nueva manifestación.

Mientras tanto, y como forma de apoyo a la protesta en la capital, se llevaron a cabo cortes de carreteras en numerosos puntos de la red viaria nacional, así como el intento de bloquear el acceso al aeropuerto internacional en las afueras de Atenas.

"Respetamos las reivindicaciones de los agricultores, pero no vamos a permitir los disturbios", dijo el viceministro de Protección Ciudadana, Nikos Toskas, quien denunció la infiltración de "elementos de extrema derecha, para tratar de confundir y engañar al movimiento campesino".

Los manifestantes recibieron el apoyo de los sindicatos PAME, comunista, y Adedy, de empleados públicos, quienes llamaron a participar en las manifestaciones del sábado contra la reforma del sistema de pensiones y las subidas de impuestos.

La posibilidad de diálogo planteada por el ejecutivo fue de nuevo rechazada por las organizaciones de agricultores, que tras 22 días de movilizaciones siguen exigiendo la retirada del proyecto de ley antes de sentarse a debatir sobre los cambios legislativos.

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up