Rafael Correa insta al pueblo ecuatoriano a defender la Revolución Ciudadana.

Imagen de Archivo

Quito, 13 feb (RHC) El presidente de Ecuador, Rafael Correa, defendió los valores de su proyecto político, Revolución Ciudadana, en función de las mayorías e instó al pueblo a evitar un retorno al pasado de corrupción e inequidades.

Durante su tradicional informe de labores semanal, desmintió Correa una serie de informaciones de las áreas económica, social y política, divulgadas por gran parte de la prensa del país andino, que, a su juicio, sataniza cualquier acción del actual Ejecutivo e idealiza el pasado.

El primer mandatario también reconoció que varias de sus medidas atentan contra los intereses de la clase más pudiente, pero ratificó su intención de servir a las mayorías y en especial, a los más pobres.

Una vez más, el jefe de Estado criticó a quienes califican de gasto público a la adecuada inversión social, desarrollada para suplir carencias y necesidades que la nación tenía desde hace décadas, como mayor cantidad de unidades médicas, hospitales, escuelas e hidroeléctricas, entre otras obras.

Aseguró el presidente que solo una de las hidroeléctricas construidas en su periodo de gobierno, la denominada Coca Codo Sinclair permitirá a Ecuador ahorrar unos 600 millones de dólares por año.
Rafael Correa denunció, además, que en el pasado las asignaciones de los gobiernos locales fueran instrumentos de chantaje y a veces tuvieran retrasos de hasta seis meses, en tanto municipios como Guayaquil y Quito eran privilegiados porque en ellos primaban los favores políticos de mano de la corrupción.

Editado por Arlettys Guevara



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up