Hotel El Globo y su reloj, cautiva a todos

Hotel El Globo

La edificación tiene orígenes en 1840, la casona existente ocupada por una tienda mixta y almacén, en 1888 la adquiere Ricardo Fernández González y establece un hotel restaurante con el nombre de “El Globo” ubicado en la intercepción de las calles Martí y Recreo, próximo al palacio Portas, en la ciudad de Pinar del Rio.

Salón hotel El Globo

En marzo de 1906 un incendio destruye la edificación, el hotel y restaurante se trasladan a un edificio próximo, y no es hasta 1916 que se termina de construir un nuevo edificio de dos plantas en el lugar de origen. El hotel reabrió nuevamente en 1917, hasta nuestros días.

La construcción se caracteriza por la diferencia entre sus dos plantas, la planta baja tiene arcos con elementos ornamentales y columnas de orden corintio. La planta alta torrecillas con arcos pareados, techos de tejas vidriadas y balcones con barandas de hierro.

Relojero hotel Globo

Posteriormente se le agrega una tercera planta donde se reubicaron el bar y el restaurante. En la esquina del edificio, en la tercera planta, se ubica un reloj impresionante por su combinación de bronce y madera, diseñado y construido por el alemán J. F. Weuler en 1910.

Ese anciano reloj, símbolo de la ciudad, aún funciona y es atendido por un vecino de la región, quien cada día sube a verlo, a darle cuerda y a pedirle secretamente que no deje de sonar.

Lobby hotel El Globo

El lobby o entrada del hotel posee una escalera decorada con losas ornamentales de gran belleza, conjunto que destaca pos su elegancia y diseño.

La planta baja del edificio ha estado ocupada por establecimientos comerciales, una peculiaridad es la galería o callejón interior bajo el hotel, este va desde la calle Marti a la calle Máximo Gómez, en el trayecto se ubicaron numerosos establecimientos, se le conoció por La Cueva.(Tomado de Internet)

Editado por Maria Calvo



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up