OEA desatina sobre Venezuela, Nicaragua y Cuba y “olvida” pandemia (+Foto)

Almagro es la digna marioneta de la Casa Blanca. Foto: Archivo

Por Roberto Morejón/RHC

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ignoró la COVID-19 en las Américas y convocó a una Asamblea General de la entidad, para atacar a Venezuela y Nicaragua, sin dejar de lado a Cuba.

Por instrucciones del Departamento norteamericano de Estado, la quincuagésima Asamblea General de la cuestionada organización se reunió en Washington para, nuevamente, atacar a Nicaragua y Venezuela.

Maikel Kozak, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, transmitió las órdenes de Washington a Almagro.

El funcionario estadounidense fue más profuso en los detalles de la agenda de la OEA que el propio secretario general.

La idea es tratar de imponerle a Nicaragua cómo debe realizar las elecciones de 2021 y desconocer los comicios legislativos de diciembre en Venezuela, mediante la captación de apoyo de los gobiernos de derecha en la región.

O sea, la OEA ha sido citada para intervenir en los asuntos internos de Nicaragua y Venezuela, a pesar de que problemas muy importantes interesan al área geográfica.

Es el caso de la COVID-19 en una América que suma 18,7 millones de contagios y 607 mil muertos, y cuya población en varios países protesta por la crisis económica, represión y abandono de gobiernos de sus deberes elementales.

NO es eso de interés para Estados Unidos, pues tampoco quita el sueño al presidente Donald Trump tener 214 mil fallecidos en su país a causa de la pésima gestión de la pandemia.

El foco de la atención de Trump, Mike Pompeo, Kozak y Almagro son Venezuela, Nicaragua y Cuba, este último tomado como blanco de acometida por sus relaciones con Venezuela.

En efecto, Kozak hizo referencia a lo que llamó  influencia de Cuba sobre Venezuela como una razón para incrementar la presión sobre el archipiélago caribeño.

En la misma narrativa, el venezolano Julio Borges, cómplice del presidente fantasma Juan Guaidó, mencionó que los lazos de Venezuela con Irán y Cuba son peligrosos.

Imagen ilustrativa de Archivo

De manera que la Asamblea General de la OEA volvió a ser la plataforma de odio de interés para Trump, calzada por gobernantes de derecha latinoamericanos, que como los de Colombia, Chile y Brasil se hunden en la crisis sanitaria y recesiva.

A los cubanos NO les asombra el nuevo show del bien llamado ministerio de colonias, más separado que nunca de los apremios de nuestros pueblos.

Editado por Martha Ríos



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up