Costosa pandemia

Por: Guillermo Alvarado

Estragos económicos de la covid-19 en la región

En uno de sus raros momentos de lucidez, el Fondo Monetario Internacional, FMI, reconoció que para los pueblos de América Latina y El Caribe el costo económico y humano de la pandemia de covid-19 es muy alto y demorará mucho tiempo restañar los daños.

Altos funcionarios del departamento del Hemisferio Occidental de la entidad hicieron una evaluación de lo ocurrido en el área, una de las más golpeadas por el virus, que todavía se mantiene muy activo en la mayor parte de los países, aunque se hayan levantado muchas restricciones.

Destacaron que con apenas 8,2 por ciento de la población mundial, la región tenía al cierre de septiembre 28 por ciento de los casos y 34 por ciento de las muertes por esta pandemia.

Próximo ya el fin de octubre están registrados alrededor de 10.1 millones de infectados y casi 370 mil fallecidos en esta zona, una pesada carga humanitaria con grave repercusión en la economía.

De acuerdo con el FMI la mayoría de los países volverán a tener una actividad similar al período anterior a la crisis sanitaria hasta 2023, pero los ingresos personales y familiares mostrarán una recuperación significativa dos años después, es decir en 2025.

Los expertos señalan que hay dos características específicas de la economía regional que inciden en esta situación.

En primer lugar está el hecho de que el 45 por ciento de los empleos están en sectores de servicios considerados como de “contacto intensivo”, como restaurantes, tiendas minoristas y transporte público, que fueron los primeros en desplomarse por el virus.

La segunda es que, como promedio, sólo uno de cada cinco puestos de trabajo en la región se puede realizar a distancia, utilizando las nuevas tecnologías de la comunicación y el resto requieren la presencia física.

Esto produjo que en el segundo trimestre de 2020 sólo en Brasil, México, Chile, Colombia y Perú se perdieran 30 millones de empleos que ocupaban jóvenes, mujeres y personas con escasa formación escolar.

La Comisión Económica de la ONU para América Latina y El Caribe, CEPAL, había informado que 2,7 millones de empresas cerraron sus puertas en el área debido a la covid-19, dejando en la calle a 44 millones de personas.

Como consecuencia, la pobreza afectará a finales de este año a 231 millones de latinoamericanos y caribeños y la pobreza extrema será de 96 millones.

Los gobiernos tendrán que hacer un gran esfuerzo para recuperar la economía, pero aún se ignora cuándo la pandemia permitirá poner a funcionar los engranajes de la producción, el comercio y el consumo.

Editado por María Candela



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up