Continúa el mal manejo de la enfermedad de la Covid 19 en Ecuador

Quito, 9 abr (RHC) Los medios de difusión masiva en el mundo destacan que la situación del coronavirus en Ecuador, específicamente en la provincia de Guayas y en su capital, la ciudad de Guayaquil, continúa siendo crítica.

La Fiscalía General del Estado abrió una investigación sobre supuestos cobros indebidos de personal de salud en los hospitales para entregar los cuerpos de los fallecidos durante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

La investigación se abrió tras la denuncia de la Fuerza de Tarea Conjunta para Levantamiento de Cadáveres, que se instaló en Guayaquil para encargarse de los cientos de fallecimientos en la ciudad en las últimas semanas. Además, algunos familiares de los muertos denunciaron  que les han obligado a pagar hasta 100 dólares solo por recibir información sobre los cuerpos.

Algunos familiares han estado por días en las afueras de las morgues de los hospitales, a la espera de la entrega del cadáver, pero la acumulación de cuerpos en los nosocomios y en contenedores de frío que se instalaron como depósitos provisionales, donde muchos cuerpos están sin identificación, ha hecho que la búsqueda sea infructuosa.

Para agilizar los entierros, la Alcaldía de Guayaquil empezó a entregar los primeros féretros de cartón, de un total de 2000 que le fueron donados, una solución desesperada, que ha sido criticada, pues se denuncia que ese material no tolera la descomposición de los cuerpos, en una ciudad que promedia 30 grados centígrados todo el año.

Ante la alta demanda, además, las autoridades anunciaron la construcción de dos nuevos cementerios, con cerca de 2000 tumbas gratuitas para los fallecidos durante la emergencia.

Esta alta cifra de fallecidos, que según las autoridades son por coronavirus, por sospecha y por otras causas,  dejó en evidencia que la magnitud real del impacto de la pandemia superaría con creces las cifras oficiales de infectados y fallecidos.

De acuerdo con las cifras oficiales dadas hasta este 8 de abril, en Ecuador se habían tomado, desde finales de febrero, 15 526 muestras para realizar pruebas a fin de detectar el coronavirus.

Recientemente, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, anunció la llegada al país de 100 000 pruebas rápidas y otros tests de diagnóstico PCR para la detección del coronavirus.

Mientras, investigadores universitarios solicitaron al Gobierno certificar más laboratorios para así ampliar la capacidad y acelerar el procesamiento de resultados.

La crisis que ha generado esta pandemia en Ecuador, de acuerdo a algunos analistas, también tiene que ver con un sistema debilitado de salud pública en el último año.

"El Estado debilitó el sistema de salud pública, con un recorte de más de 81 millones de dólares en el presupuesto para 2020, despidió entre 2000 a 2500 trabajadores de la salud, justamente hace un año", recordó Carlos Pazmiño, analista internacional, sociólogo y periodista, en entrevista con RT.

Señaló que, además, hay "una falta de respuesta coordinada con los gobiernos provinciales y los gobiernos locales, que dificulta la reacción oportuna y a tiempo para contener la propagación del virus".

El Ministerio de Salud de Ecuador informó este jueves 9 de abril que se registraron 30 muertes más por coronavirus en el país, elevando la cifra de fallecidos a 272.

Sin embargo, el número de muertos puede ser más del doble de esa cifra, debido a que las autoridades, en el mismo boletín, informan sobre 284 "fallecidos probables por covid-19", cifra ligeramente mayor a la de las muertes confirmadas.

Entretanto, hubo 515 diagnósticos positivos en las últimas 24 horas, por lo que el número de contagiados asciende a 4965.

Guayas, en la región Costa de Ecuador, es la provincia más afectada, aglutinando el 68,2 % de los casos de contagio registrados a nivel nacional, es decir 3384 de los infectados.

Entretanto, Guayaquil, capital de esta entidad, es la urbe con mayor número de casos, con 2388 infectados.

En esta ciudad se ha generado desde hace varias semanas un colapso por el creciente número de fallecidos, tanto en hospitales como en sus hogares. Los familiares claman por la retirada de los cuerpos en las viviendas, mientras que otros se agolpan en los nosocomios para que le sean entregados los cadáveres.

Este miércoles 8 de abril, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, denunció "el mal manejo de fallecidos en las morgues de los hospitales" de Guayaquil, por lo que pidió a Jorge Wated, presidente de BanEcuador y quien fue designado como líder de la Fuerza de Tarea Conjunta para el tema de los fallecidos en esta urbe, presentar la denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

De acuerdo con la denuncia, que ya fue confirmada por la Fiscalía, se presume "negligencia" de los funcionarios de los hospitales o "la existencia de una supuesta red de personas", quienes se dedican a solicitar dinero a los familiares de los difuntos para que les entreguen los respectivos cadáveres a sus seres queridos, señala el Gobierno en la denuncia.

Además, mencionan como agravante, el extravío de los cadáveres, antes de ser entregados a la Fuerza de Tarea Conjunta.


Fuente: Rusia Today

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up