Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Casi millón y medio de niños en peligro de muerte por hambre

Imagen de Archivo

Imagen de Archivo

Por: Guillermo Alvarado

Víctimas de conflictos armados, la mayoría impuestos desde el exterior de sus países, la pobreza endémica, adversidades climáticas y otros factores, casi un millón y medio de niños están en serio peligro de morir este año debido al hambre, denunció esta semana el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef.

En un llamado urgente a la comunidad internacional, el director de ese organismo, Anthony Lake, pidió adoptar medidas urgentes y aseguró que aún es posible salvar numerosas vidas en los países más afectados por este azote.

Una de las situaciones más complicadas se presenta en Yemen, donde dos años de guerras tribales, azuzadas por intereses foráneos, causaron una devastación extraordinaria con decenas de miles de víctimas, la mayoría civiles inocentes.

Según cálculos de la ONU en ese país cada día mueren o reciben heridas 75 personas y desde que estalló el conflicto, en marzo de 2015, unos tres millones de seres humano tuvieron que desplazarse para resguardar sus vidas y dos terceras partes aún no han logrado retornar a su lugar de origen.

Como consecuencia de esta calamidad, en estos momentos unos 460 mil niños yemenitas padecen desnutrición aguda y son muy escasos los medios para brindarles ayuda pues organizaciones y agencias internacionales carecen de acceso al interior del país, donde además son frecuentes los bombardeos contra viviendas, hospitales, escuelas y otros lugares que no tienen ningún valor de tipo militar, lo cual viola de manera flagrante el derecho humanitario.

 

África es otro escenario muy complejo para los niños, que suelen ser las principales víctimas de todo tipo de adversidades. El sistema de detección temprana del hambre señaló que en algunas zonas remotas del noreste de Nigeria hay 450 mil infantes en riesgo de muerte por falta de comida y la situación se extenderá si la ayuda no llega.

La sequía en Somalia y los confictos armados, rivalidades tribales y el colapso de la economía en Sudán del Sur afectan a por lo menos otro medio millón de menores que están al borde de la hambruna, denunció la Unicef.

En este último país, el Estado más joven del planeta, tres años de guerra devastaron el comercio y muchas personas que dependían de esta actividad para obtener sus alimentos están ahora en la total indigencia.

Además de la desnutrición y el hambre, en los países mencionados hay serios problemas con el abastecimiento de agua potable, energía eléctrica, asistencia sanitaria y educación.

Hace falta tomar medidas urgentes, que van más allá del reparto de alimentos y otras formas de ayuda humanitaria y pasan por erradicar las causas fundamentales de este fenómeno, entre ellas las guerras internas y también las impuestas desde el exterior, impulsar el desarrollo de la economía y garantizar el acceso en condiciones justas a los mercados internacionales.

De mantenerse el actual egoísmo en la mayor parte de la comunidad internacional, sobre todo en los países más desarrollados, estaremos a las puertas de una catástrofe humanitaria inimaginable en el siglo XXI de la historia moderna de la humanidad.

Editado por Arlettys Guevara
Comentarios
Deja un comentario
  • Intelectuales cubanos rinden homenaje a Jesús Menéndez en el aniversario 70 de su asesinato
  • Esteban Lazo asiste a la sesión extraordinaria de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Arroyo Naranjo
  • Un domingo especial para los cubanos y su sistema de gobierno
  • Prosiguen elecciones generales en Cuba
  • Líder obrero entre los candidatos a diputados al órgano supremo del poder del Estado
  • Crece economía mundial, pero solo para los ricos
Contador de Visitas

4246768

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4612
  • Hoy: 867
  • En Línea: 105
  • Total: 4246768