Continúa siendo Nicaragua el país más seguro de Centroamérica

Imagen de Archivo

Por María Josefina Arce (RHC)

Situada en Centroamérica, una de las regiones con altos índices de violencia, se distingue Nicaragua por ser uno de los países con mayor seguridad ciudadana, un logro del gobierno que preside Daniel Ortega, reconocido a nivel internacional.

Directores de Academias de la Policía de Centroamérica, México y el Caribe han señalado la necesidad de replicar las experiencias que tiene Nicaragua en el control de la criminalidad, porque tiene los índices más bajos de la zona.

El éxito en la estrategia de seguridad pública están sustentados en la visión integral del gobierno, que no solo ha fortalecido los mecanismos de control del orden, sino que ha impulsado programas sociales y económicos para sacar de la pobreza y la pobreza extrema a miles de familias, reduciendo las condiciones que incentivan la actividad delictiva común y el crimen organizado.

Iniciativas como Hambre Cero, Plan Techo, Usura Cero, Merienda Escolar, Bono Productivo, o Casas para el Pueblo ha logrado reducir la pobreza del 42,5% al 29,6%, y la pobreza extrema del 14,6% al 8,3%.

A esto se suma que la policía desarrolla consultas a nivel nacional para identificar en cada municipio preocupaciones, problemas y demandas de la población en torno a la seguridad pública y hallar soluciones con la participación ciudadana.

De acuerdo con las autoridades, se trata de planificar el trabajo policial desde los reclamos del pueblo y al mismo tiempo insertar a las familias y a las comunidades en ese esfuerzo de conjunto con las distintas entidades del gobierno, alcaldías y organizaciones sociales.

Señalan que ningún territorio tiene características similares, en unos el principal problema puede ser el hurto de ganado, en otros los asuntos fronterizos, la inseguridad en los entornos de mercados, escuelas y universidades o el expendio de drogas, de ahí la importancia de examinar las especificidades de cada lugar con la población.

Todo esto ha hecho posible que Nicaragua siga siendo hoy el país más seguro de la región, al mostrar una constante disminución en la tasa de homicidios con respecto a años anteriores, resultado avalado por la mayoría de la población en diferentes encuestas.

De acuerdo con el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional, en 81 municipios, de los 153 que conforman el territorio nacional, no se registran asesinatos desde enero a la fecha, indicadores que contrastan significativamente con países vecinos, considerados entre los más violentos del mundo.

Acorde con fuentes especializadas, Nicaragua logró en 2016 reducir la tasa de homicidios a siete por cada 100 mil.

Mejorar la paz ciudadana fue una de las principales metas asumidas por el Gobierno Sandinista al retornar al poder en 2007 y que ha estado sustentada no solo en el reforzamiento del cuerpo policial, sino también en la garantía de los derechos humanos para todos los ciudadanos.

 

Editado por Martha Ríos



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up