Más aumentos de precios de los servicios básicos para los argentinos

Imagen ilustrativa. (Foto/archivo/internet)

Por María Josefina Arce

A solo tres meses de iniciado el año, el gobierno del presidente Mauricio Macri sigue asfixiando a los argentinos con constantes aumentos de los precios de los servicios básicos. Conocidos como tarifazos el incremento afecta a la electricidad, el gas, el transporte y el agua, y se han convertido en la cotidianeidad de Argentina.

Desde el día primero entró en vigor un aumento de 32 por ciento en el gas, que unido al registrado en diciembre último ya contabiliza un incremento de casi ciento por ciento.

Se esperan unos meses difíciles, pues las autoridades preparan una tanda de tarifazos que se van a ir dando a lo largo del año. Por ejemplo, en mayo subirá el agua, en agosto la luz y el transporte tendrá lo que las autoridades califican como “actualizaciones”.

Asimismo se anuncia la suspensión de subsidios en el servicio de agua para un 30% de los clientes, lo que conllevará para muchos pagar una tarifa exorbitante. El gobierno justificó esa medida alegando que es necesaria para "focalizar los subsidios a la familia que realmente lo necesita".

Mientras cada día los argentinos deben pagar más por recibir esos servicios, el salario se mantiene estático por lo que cada aumento es un duro golpe a la economía de las familias más vulnerables, que también han visto como se van eliminando ayudas.

En medio de este panorama el gobierno neoliberal de Macri señala que la pobreza ha descendido un cinco por ciento en el país, lo que en opinión de muchos nada tiene que ver con la realidad que vive el país sudamericano desde que el candidato de Cambiemos llegó al poder a finales de 2015.

En diciembre pasado el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina reveló que al menos más de 13 millones de personas viven en la nación bajo la línea de pobreza y se evidencia una persistencia de niveles de necesidades básicas insatisfechas.

Pero Macri consideró la nueva cifra como una evidencia del éxito de su modelo económico, que hasta el momento ha traído aumento del costo de la vida, gran incertidumbre laboral, privatizaciones, una alta inflación y pérdida de programas sociales a favor de los sectores más vulnerables.

De hecho el presente año se inició con gran número de despidos como terminó el 2017, en el que solo durante diciembre se reportaron más de 3000 cesanteados y suspendidos, de acuerdo con un informe del Centro de Economía Política Argentina.

La institución señaló que en enero la cifra de despidos duplicó la de fines del pasado año, al contabilizarse casi 6 700 nuevos desempleados. Precisa que en ese mes el macrismo desarmó los medios de comunicación públicos, con 425 despedidos entre la TV Pública, Radio Nacional y el Canal de la Ciudad.

Desde que llegó a la presidencia Macri enfrenta masivas protestas antigubernamentales por sus polémicas medidas, lo que reafirma que la Argentina de Cambiemos está muy lejos de ese mensaje esperanzador que quiere vender el gobierno.

Es así que en un sondeo, realizado durante enero a más de mil adultos, se acerca a casi 60 por ciento la evaluación negativa sobre la gestión del presidente, sus medidas sociales y económicas y la situación económica del país.

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up