Cuba y Panamá con perspectivas de cooperación en Economía y otras esferas

Por: Roberto Morejón

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, sostuvo en Ciudad de Panamá encuentros con personalidades de gobierno, la vida política y amigos, todos provechosos para ahondar lazos con la nación istmeña.

En su primera visita oficial a ese país, el canciller de la mayor de las Antillas habló con su par Alejandro Ferrer, y ambos manifestaron disposición a aumentar los nexos gubernamentales.

En otra de sus importantes conversaciones, el enviado de la nación caribeña visitó al presidente del parlamento, Marcos Castillero, a quien invitó a viajar a La Habana, y además entabló un diálogo fluido con el grupo legislativo de amistad con Cuba.

Durante intercambios de impresiones con panameños de diversas ocupaciones como la educación y la cultura, Rodríguez Parrilla recibió muestras de afecto hacia los cubanos en su búsqueda de un proyecto de justicia social autóctono, obstaculizado por el bloqueo estadounidense.

A una mayor divulgación de los efectos del recrudecido acoso de Washington exhortó el jefe de la diplomacia a los cubanos residentes en Panamá, muchos de los cuales mantienen una relación fraternal con su tierra natal.

Como derivación de las pláticas del ministro visitante es viable augurar la profundización de las relaciones históricas entre Cuba y Panamá.

Uno de los hijos de aquella tierra que más trabajó por ese estrechamiento fue el líder Omar Torrijos, ante cuyo busto Rodríguez Parrilla rindió respetos.

Muchos panameños recuerdan el apoyo de la mayor de las Antillas a la lucha nacional por alcanzar la soberanía sobre la Zona del Canal de manos de Estados Unidos, reacio a entregarla.

Hoy los objetivos comunes son otros como aumentar los intercambios en salud, educación y deportes, sin abandonar el económico.

De acuerdo con el análisis de Cuba, las transacciones comerciales pueden alentarse con mejores alternativas en materia bancaria, para sortear los escollos del boicot estadounidense.

La conectividad aérea profusa debe fomentar la presencia de empresarios panameños en el mercado de Cuba, una plaza conocida por la participación en las ferias de La Habana.

Durante el gobierno anterior en la nación canalera, las cámaras de comercio respectivas suscribieron un acuerdo, y en el turismo resaltaron potencialidades.

Cuba y Panamá comparten idioma, costumbres y puentes amistosos.

En gestiones a favor de una patria libre antes de la guerra de mil 895, el Héroe Nacional José Martí llegó a Panamá en busca de fondos.

Su efigie la recuerdan en un parque capitalino junto a la del jefe mambí Antonio Maceo como símbolos de unidad latinoamericana. FIN


 


 

 

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up