España en rojo (+Foto)

Esta agresiva segunda ola de la enfermedad podría obligar a un nuevo período de aislamiento. Foto: PL

Por Guillermo Alvarado/RHC

El rebrote de la pandemia de Covid-19 se salió de control en España, donde se cruzó ya la línea del millón de contagios y una cifra, calificada por algunos como conservadora, de 34 mil fallecidos desde el principio de la crisis sanitaria, en febrero pasado.

Las autoridades del país europeo informaron que en 24 horas, entre martes y miércoles, hubo 13 mil 873 casos nuevos y se registraron 218 muertos, lo que obligó a activar todas las alarmas.

Excepto en las Islas Canarias, en todas las regiones españolas hay una transmisión masiva del virus y en algunos lugares se comenzaron ya a tomar medidas para contener el avance de este padecimiento.

Así, en la Comunidad Autónoma de Navarra, que tiene poco más de 940 contagios por cada cien mil habitantes, una proporción extraordinariamente elevada, se decretó el cierre de las fronteras con sus vecinos, o sea el País Vasco, La Rioja y Aragón.

El gobierno local de Madrid, encabezado por el derechista Partido Popular, a pesar de la gravedad de la situación sigue dando largas a la aplicación de medidas rigurosas, con el pretexto de que mantener a flote la economía es tan importante como garantizar la salud de la población.

Muchos recuerdan que el 10 de junio, luego de un trimestre de confinamiento obligatorio, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, declaró vencido al virus e invitó a la población a hacer una vida casi normal, disfrutar del verano y reactivar el comercio y al alicaído turismo.

Ahora, sin embargo, esta agresiva segunda ola de la enfermedad podría obligar a un nuevo período de aislamiento en un momento delicado porque crece el movimiento de los llamados negacionistas, que critican al ejecutivo por las restricciones en nombre de una supuesta libertad individual.

Ejemplos sobran que el rebrote no es un hecho aislado y como botón de muestra está el caso de Francia, donde se estudia retornar a la etapa del más duro confinamiento.

Foto: PL

Gabriel Attal, vocero del gobierno de Enmanuel Macron, dijo la víspera que se anunciará en pocas horas cuántos departamentos más entrarán en la fase de alerta máxima, incluido un toque de queda nocturno.

También se decidió presentar al Congreso una iniciativa para extender el estado de excepción en todo el país hasta mediados de enero de 2021.

De manera reiterada durante los últimos meses la Organización Mundial de la Salud alertó que la pandemia no ha terminado e instó a hacer esfuerzos colectivos de cooperación, no de competencia, para vencer definitivamente esta amenaza a toda la humanidad.         

Editado por Martha Ríos



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up