El sedicioso anticubano Ted Cruz

Por: Roberto Morejón

Ted Cruz, frenético anticubano, ha sido señalado entre los promotores, junto al presidente estadounidense, Donald Trump, del clima propicio para que una horda insurrecta tratara de abortar la certificación de Joseph Biden como primer mandatario electo.

Cruz sobresalió entre los republicanos en el Congreso apañadores de la estrategia para revocar los resultados electorales en Estados Unidos.

Demócratas y ciudadanos piden la expulsión de Cruz y otros senadores, la renuncia al escaño y el alejamiento de sus donantes por espolear la sedición y sumarse a la mentira de Trump acerca de un fraude en su contra.

Nacido en la ciudad canadiense de Calgary y de padre cubano, el señor Cruz ha utilizado la procedencia de su progenitor para fabricarse una supuesta niñez pobre, a partir de la cual ---dice--- llegó a ser ejemplo de realización del llamado sueño americano.

Con apetitos presidenciales mostrados en 2016 y enfilados hacia 2024, Ted Cruz es conocido por su desenfrenada ambición y pretensiones de heredar los votantes de Trump, ahora que el magnate está contra las cuerdas.

En esa tónica, Cruz elude admitir que con sus conductas conspirativas el Presidente estadounidense pone en tela de juicio postulados de la pregonada democracia de su país. 

Este senador hoy cuestionado en Estados Unidos ha trabajado febrilmente por recrudecer el bloqueo contra Cuba y se opuso a la normalización de relaciones entre La Habana y Washington.

Miembro del grupo ultraconservador Tea-Party, Cruz integra junto a otros legisladores cubano-americanos el equipo de consejeros recalcitrantes de Trump para calzar su obcecada política hacia la mayor de las Antillas.

Ted Cruz encabezó junto a los senadores Rick Scott y Marco Rubio los intentos de presentar un proyecto de ley para sancionar a países que contraten médicos de la nación antillana.

Para argumentarlo, aludieron a una supuesta trata de personas del gobierno cubano, negando la voluntariedad y altruismo de los profesionales de la salud.

Considerado entre los más pertinaces exponentes del lobby anticubano de Miami junto a Rubio, Robert Menéndez e Ileana Ros-Lehtinen, Ted Cruz acaba de ser desenmascarado en Estados Unidos como un gran manipulador, embustero, tramposo y antidemócrata.

Sin embargo persiste en presentarse como bienhechor de la libertad en Cuba.

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up