Protestas contra reforma laboral incendian a Francia

Imagen ilustrativa (Foto: bajopalabra.com.mx)

Por: Guillermo Alvarado

Las calles de las principales ciudades francesas, incluida París, la capital, son escenario de airadas protestas de organizaciones sindicales, estudiantiles y sociales contra una reforma laboral impulsada por el presidente François Hollande,  que reducirá de manera notable los derechos de los trabajadores.

Este jueves de nuevo las agrupaciones gremiales salen a las calles y están previstos cortes en algunos medios de transporte colectivo, como los trenes de alta velocidad, conocidos allí como TGV, y la reducción de un 15 por ciento de los vuelos programados en el aeropuerto capitalino de Orly.

En el centro de la situación está un polémico proyecto de reforma laboral exigido por las autoridades de la Unión Europea y que borra de un plumazo  históricas conquistas, como la semana de 35 horas y la protección contra despidos injustificados.

La ley prevé, entre otras cosas, que los patronos pueden reducir su plantilla en caso de un descenso de las ventas o pedidos de sus clientes, una coyuntura económica general adversa o la caída de sus ingresos.

Además de los despidos, los empresarios quedarán facultados para pagar indemnizaciones a sus empleados por debajo de los límites fijados en las normativas actuales.

De igual manera, el sector privado tendrá el privilegio de aumentar la jornada laboral según sus necesidades, o disminuir el valor de las horas extras.

Los sindicatos consideraron que este programa significa un retorno a las condiciones de trabajo imperantes en el siglo XIX.

La legislación cuenta con el decidido apoyo del sector patronal, aglutinado en el Movimiento de Empresas de Francia, así como de las autoridades de Bruselas.

Para el presidente Hollande, sin embargo, la pelea llega en un momento político adverso, prácticamente en las puertas del período electoral y cuando la aprobación de la población hacia su trabajo está por los suelos.

Incluso algunos sectores del centro derechista Partido Socialista francés están opuestos a la reforma, entre ellos la dirigente Martine Aubry, quien fue autora de la Ley de las 35 horas laborales en 1998, cuando era ministra de Trabajo.

Las fuerzas de la derecha más conservadora se relamen los dientes ante un conflicto que bien podría sepultar definitivamente las intenciones de Hollande de reelegirse en 2017.

Hasta ahora todos los planes del mandatario para equilibrar la economía  y reducir el desempleo fracasaron de manera estrepitosa, si bien, hay que decirlo, la izquierda y las organizaciones progresistas no han sabido aprovechar del todo esta coyuntura para posicionarse en la voluntad del electorado.

Vienen días decisivos, y lo muestra la virulencia  de la policía contra los manifestantes que, a pesar del uso de gases pimienta y lacrimógeno y los chorros de agua a presión, mantienen su protesta contra los programas neoliberales de un gobierno que pretende navegar con bandera de izquierda.

 

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up