Match del boxeo cubano aclara a los técnicos de cara a Tokio

La Habana, 28 nov (JIT) Las victorias de Lázaro Álvarez (57 kg), Roniel Iglesias (69 kg) y Yosvani Veitía (52 kg) distinguieron el Match de Retadores del Boxeo Cubano y aportaron algo de claridad a la pugna por la titularidad camino a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La justa, bien organizada en el Palacio de los Deportes Rafael Fortún, vio ganar a todos los favoritos y contó con la presencia de las principales autoridades de Camagüey.

El espirituano Veitía consiguió veredicto unánime sobre un conocido rival, el camagüeyano Damián Arce, poco antes de que el pinareño Lázaro Álvarez y el mayabequense Osvel Caballero protagonizaran un interesante combate.

Los tres jueces del pleito apreciaron con justeza la victoria del triple monarca mundial, pero eso no significó un “paseo” sobre el cuadrilátero. Lo cierto es que ambos tiraron golpes todo el tiempo y por momentos se intercaló el dominio.

«Un buen combate, ante un rival de calidad, pero hice el trabajo y merecí la victoria. Este ha sido el regreso oficial a la competencia después de varios meses de inactividad, pero gracias a la preparación de las últimas semanas me sentí bien sobre el ring», apuntó el también medallista olímpico.

«Sigo haciendo mi trabajo, esta victoria me satisface y confirma que estoy de camino a mi gran sueño: ganar el oro olímpico en los Juegos de Tokio el año que viene», agregó Álvarez.

El virtuoso matancero Andy Cruz (63 kg) arrolló al guantanamero Jorge Moirán (3-0), en una actuación que para muchos le confirma como la estrella más rutilante de nuestra actual escuadra boxística.

El pinareño Roniel Iglesias y el agramontino Kevin Brown (69 kg) prometían un tope de suma intensidad, y algo de eso vimos en poco más de un asalto.

Sin embargo, un temprano cabezazo provocó una herida cercana al ojo izquierdo de Roniel y las hostilidades debieron detenerse al inicio del segundo asalto. Los señores de blanco apreciaron una cerrada victoria (2-1) para el representante de la más occidental de nuestras provincias.

En la siguiente pelea (75 kg) el local Yoelis Hernández apabulló a su coterráneo Yainier Areu y decretó el RSC en el mismo primer asalto. Una andanada de rectos y swines al rostro… En eso se resumió lo ocurrido. 

Acto seguido, el campéon bajo los cinco aros en Río de Janeiro 2016, el guantanamero Arlen López (81 kg), venció con claridad (3-0) al camagüeyano Yojanler Martínez.                           

El anfitrión Julio César La Cruz, figura emblemática de nuestro país, afrontó una pelea de consideración ante el pinero Herich Ruiz (91 kg), votada 3-0 por los jueces y atractiva de principio a fin.

El estilista agramontino, tres veces rey universal y dorado en Río 2016, apeló a su velocidad de piernas y brazos, y a movimientos constantes a pesar de su visible fortalecimiento físico.

«Todos saben de la calidad de Herich, un rival exigente y ante el cual nada está decidido hasta el gong final. Hice mi trabajo, con las armas habituales, y conseguí la victoria. Un buen reinicio de la etapa competitiva, tras siete meses fuera de los gimnasios. Imagina que mi anterior pelea ocurrió el 19 de febrero», comentó La Cruz en la zona de entrevistas.

Sobre sus objetivos apuntó, sin dudar, realizar una preparación exquisita y buscar la corona de los cruceros en la capital japonesa.

El cierre del Match tuvo al anfitrión Dainier Peró como protagonista, al vencer por unanimidad al habanero Carlos Castillo.

Antes de que finalice el año debe organizarse otra cartelera similar, que ofrecerá a los técnicos los elementos finales para conformar el elenco al torneo preolímpico de 2021.

 

 

Editado por Orlando González Cruz



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up