Llama ministro panameño de salud al diálogo ante posible huelga

Ciudad Panamá, 13 mar (RHC) El ministro de Salud en Panamá, Miguel Mayo, llamó a los médicos de la nación istmeña a continuar con el diálogo y suspender el paro de labores anunciado para el próximo lunes, pues los únicos afectados son los pacientes.

Reconoció Mayo que los cambios generados en su Ministerio y en la Caja del Seguro Social detuvieron el avance y cumplimiento de los acuerdos negociados meses atrás como parte de la mesa de conversaciones para resolver los problemas en el sector.

El titular precisó que entre los asuntos pendientes sobresalen el pago de los turnos a los médicos, el aumento del subsidio a los trabajadores en áreas de difícil acceso y la diferenciación salarial de los especialistas, ya que es el único gremio sin recibir beneficios por estas categorías.

Personal de la salud que labora en la Caja del Seguro Social (CSS) de Panamá analizará el llamado a huelga, porque se declaró agotado el diálogo con las autoridades.

La Asociación de Médicos, Odontólogos, Profesionales y Afines de la CSS (Amoacss) emitió un comunicado a "todos los médicos y odontólogos del país", que tras un año de negociaciones de varios gremios del sector, "hemos agotado los recursos de diálogo" con los directivos de la CSS y el Ministerio de Salud (Minsa).

Este llamado a las bases sindicales aseveró que de manera unánime las organizaciones representadas en la mesa de diálogo acordaron que "de no recibir respuesta positiva de parte de las autoridades en la fecha propuesta, declararán entonces el paro de labores", a partir de las 07:00 hora local del próximo 20 de marzo.

El documento detalla las exigencias, algunas concedidas a otros sindicatos de la salud, entre ellas mejores condiciones de trabajo, abastecimiento oportuno de suministros quirúrgicos y medicamentos, pagos de turnos a médicos residentes e internos.

Amoacss demanda similar tratamiento que otros grupos sectoriales y en consecuencia, bajo iguales preceptos, se equiparen los pagos de turnos médicos, se reconozcan especialidades y otros postgrados, maestrías y doctorados.

El gremio reclama también los ajustes salariales por laborar en áreas de difícil acceso o en condiciones laborales difíciles, y cumplimiento de acuerdos anteriores durante 2015 y 2016.

En una primera reacción, Rubén López, director encargado de la CSS, reiteró la disposición a dialogar, al tiempo que reconoció que si bien obtuvieron acuerdos sobre el salario, hay asuntos pendientes y aseveró que esta semana tendrán un nuevo encuentro con los líderes sindicales.

Por su parte, Miguel Mayo, ministro del Minsa, aseguró que en la última reunión del 9 de marzo pasado con la Comisión Médica Negociadora Nacional, de la cual forma parte Amoacss, acordaron seguir el diálogo, por lo que "esto no debe tener repercusiones", afirmó.

Uno de los escándalos recientes de la CSS provocó la renuncia de su director Estivenson Girón, sobre quien pesan supuestas acusaciones de corrupción, pero esta institución de salud, que junto al Minsa y clínicas privadas forman el sistema nacional, recibe a diario las mayores críticas por ineficiencia.

Una huelga de galenos y paramédicos podría profundizar la crisis del sector público, aunque los trabajadores enarbolan el lema "hago huelga por tu salud", en referencia a que el deterioro asistencial por falta de atención de las autoridades, es la esencia de los reclamos.

Los médicos, odontólogos y enfermeras que laboran en la CSS representan el 42 por ciento de esa fuerza en el país, donde existen 1,65 médicos por cada mil habitantes, pero con una desigual distribución que deja prácticamente sin asistencia a las zonas rurales más empobrecidas, como la comarca indígena Ngabe Buglé.

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up