Sindicatos de Costa Rica divulgan manipulaciones del gobierno

San José, 21 sep (RHC) El representante de la Unidad Sindical y Social Nacional (USSN) Gilberto Cascante acusó al gobierno de Costa Rica de manipulación en las conversaciones para llegar a un acuerdo ante las protestas contra las reformas fiscales.

En conferencia de prensa, Cascante apuntó que a poco más de una hora de comenzar la tercera jornada del encuentro preliminar sin condiciones entre las partes, el Gobierno adujo problemas de seguridad para cambiar el sitio acordado anoche para la cita de este viernes, que ya fue modificada el segundo día, a petición también del Ejecutivo.

Cascante precisó que recibió una llamada del ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, en la cual le indicaba que el edificio de la Caja de ANDE (Asociación Nacional de Educadores) carecía de las condiciones para garantizar la asistencia de los representantes del Gobierno.

Falta de espacio en el parqueo, la cercanía de la prensa al lugar de la reunión y que la marcha sindical y popular pasaría frente a ese edificio, fueron otras de las excusas dadas por el Ejecutivo y reveladas por el representante de la USSN, quien preguntó si ¿la sede de un banco puede ser insegura?

No obstante, Cascante apuntó que aceptarían la solicitud del Gobierno y se trasladarían de inmediato al lugar sugerido para desarrollar el tercer día de ese encuentro preliminar, pues el interés de la clase trabajadora es resolver la situación fiscal del país, pero de una manera justa y solidaria.

Ambas partes mantienen invariables sus posiciones, la USSN -coalición de agrupaciones obreras y sociales- que el Ejecutivo retire de la corriente legislativa el rechazado proyecto legal Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (plan o reforma fiscal), denominado combo fiscal por los huelguistas.

Por su parte, el Gobierno exige la deposición del paro general por tiempo indefinido, que hoy cumple 12 días con protestas en diferentes zonas del país, para iniciar un diálogo sobre la situación fiscal y las medidas para reducir el elevado déficit fiscal, que ya ronda el siete por ciento del Producto Interno Bruto.

Al concluir este jueves más de 13 horas de conversaciones preliminares, la USSN presentó una propuesta para aprobar un nuevo proyecto de ley de reforma fiscal justa y solidaria, ante lo que las agrupaciones obreras y sociales llamaron falta de voluntad política del equipo negociador del gobierno de Costa Rica.

Esta mañana, el presidente de Costa Rica, expresó su esperanza de llegar a un acuerdo con los sindicatos en las próximas horas que logre deponer la huelga general y abra un canal de comunicación franco.

Analistas locales coinciden en señalar que la dilación del Gobierno persigue dar tiempo a que los tribunales declaren ilegal la huelga general y ello obligue a los manifestantes a retornar a sus puestos de labor, so pena de sanciones salariales e, incluso, pérdida del empleo.

En declaraciones a la prensa durante la inspección de las obras de extensión del tren desde San José hasta Oreamuno, en la provincia de Cartago, Alvarado manifestó, además, su deseo de que Costa Rica pase esta situación. 'A los costarricenses les digo que necesitamos resolver el tema fiscal', destacó el mandatario.

No hay un escenario en que Costa Rica salga adelante si no se soluciona el tema fiscal, apuntó y añadió que también entiende que es conversando y dialogando que se logra. 'Tengo esperanza, porque Costa Rica tiene que tener esperanza, tiene que tener un mañana mejor y es en esta ruta que lo va a tener', exaltó.

Alvarado aprovechó para desmentir y solicitar las fuentes de las supuestas desavenencias con miembros de su gabinete, en particular el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, después de rumores que circularon en redes sociales sobre un presunto enfrentamiento verbal entre ellos.

El presidente reiteró su confianza en que la reforma fiscal será aprobada en octubre venidero y, con ello, enviar un mensaje positivo a las calificadoras internacionales de riesgo y otras entidades de carácter global.

Pero entiendo, expresó, que en este proceso o tránsito tenemos que dialogar con las fuerzas que se oponen a este plan fiscal. Lo que si les digo a los costarricenses que el balde no aguanta más patadas, antes había un margen, hoy Costa Rica está en un punto que debe definir en octubre este tema fiscal y ello definirá el futuro del país.

“De ahí nuestro llamado a, si bien dialogar, también tiene que ser con un avance. El diálogo no puede ser solo en función de pensar prorrogar, de pensar patear la bola, de pensar patear el balde. Tenemos que tener un ánimo resolutivo y eso es por lo que estamos trabajando”, resaltó.

El primer contacto sin condiciones entre líderes sindicales y representantes del Gobierno proseguirá hoy por tercer día consecutivo, en busca de una solución que satisfaga a las dos partes, que hasta ahora mantienen invariables sus posiciones.

La Unidad Sindical y Social Nacional (USSN) -coalición de agrupaciones obreras y sociales- pide que el Ejecutivo retire de la corriente legislativa el rechazado proyecto legal Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (plan o reforma fiscal), denominado combo fiscal por los huelguistas. Por su parte, el Gobierno exige la deposición del paro general por tiempo indefinido, que cumple 12 días con protestas en diferentes zonas del país, para iniciar un diálogo sobre la situación fiscal y las medidas para reducir el elevado déficit fiscal, que ya ronda el siete por ciento del Producto Interno Bruto.

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up