Denuncia Luis Arce que el gobierno golpista de Bolivia repone el neoliberalismo

Candidato presidencial de Bolivia Luis Arce

La Paz, 29 jun (RHC) El candidato presidencial Luis Arce denunció que el Gobierno golpista de Bolivia, presidido por Jeanine Áñez, aprovecha la crisis de COVID-19 para tomar medidas que no le competen, procurando restaurar un modelo neoliberal que destruiría empresas públicas sin resolver la crisis económica.

"No existe una solución del problema económico del país, no se aborda la totalidad de la problemática, sino que es demagogia electoral (…) En realidad, en el fondo lo que estamos viendo es la reposición del modelo neoliberal", dijo en conferencia de prensa Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El candidato del partido que lidera el expresidente Evo Morales (2006-2019) hizo la denuncia al analizar un ampuloso "programa de reactivación de empleo", lanzado la semana pasada por el Gobierno transitorio como parte de medidas contra la pandemia.

Arce dijo que Áñez sobrepasaba sus atribuciones en su afán de "destruir" el Modelo Económico Social Comunitario Productivo que dio a Bolivia, durante los 14 años de Gobierno de Morales, el mayor crecimiento y la más prolongada estabilidad de su historia.

El candidato, quien fue ministro de Economía de Morales durante casi 13 años y aparece como favorito en las encuestas de intención de voto con miras a las elecciones generales del 6 de septiembre, calificó como "una farsa" al plan oficial de empleos.

Señaló que el plan era "defectuoso y demagógico" porque no había financiamiento asegurado para la prevista inversión de 2.671 millones de dólares, de los cuales solo 32 de esos millones irían a la protección de empleos.

"¿Quiénes se benefician? Primero la banca; en segundo lugar los grandes empresarios", aseguró Arce, al denunciar que todos los recursos que eventualmente consiga el Gobierno transitorio mediante endeudamiento serán canalizados por los bancos privados.

Advirtió que a diferencia del sector privado, que según el plan tendrá acceso a créditos de expansión e inclusive para pagar salarios durante la emergencia, las empresas públicas han sido puestas fuera de esos beneficios.

Mencionó especialmente un capítulo del plan que ordena a las empresas públicas elaborar en pocas semanas planes de contingencia prohibiéndoles expresamente que consideren la posibilidad de recibir créditos o recursos estatales para sustentar su funcionamiento.

"Las empresas públicas están siendo obligadas al cierre. Hoy esas empresas públicas están enfrentando los mismos problemas que las privadas. ¿Acaso no enfrentan costos, salarios?", dijo Arce, recordando que en años pasados Morales financió bonos sociales con las utilidades de estas empresas.

El candidato advirtió que YPFB (hidrocarburos), BoA (aviación), Entel (telecomunicaciones), varias mineras y otras empresas públicas podrían resultar muy debilitadas y listas para una eventual privatización o para ceder espacios a empresas privadas vía contratos de concesión de derechos.

"Este Gobierno esta tomándose atribuciones y está anticipándose hipotecando varias cosas que debería hacer un gobierno legítimo, democráticamente elegido", dijo el candidato masista.

Apuntó que el Gobierno de Áñez debió concentrarse en la transición, pero tomó medidas trascendentes como un acuerdo de reducción de la exportación de gas natural a Brasil, "con una vergonzosa cláusula de fuerza mayor" que el gigante vecino ya ha utilizado para bajar sus compras a menos del mínimo pactado.

Denunció también planes de Áñez para "renegociar los recursos naturales de litio" tras dejar sin efecto un ambicioso proyecto de industrialización que Morales había avanzado con un consorcio y el Gobierno de Alemania, además de la paralización de la fábrica de urea y amoniaco, el mayor complejo petroquímico del país.

"Estamos de regreso al neoliberalismo donde la concentración del ingreso y de la política económica trabaja para los más ricos", añadió, considerando también como "falso" el discurso oficial actual de que las medidas de emergencia protegen y promueven los empleos y la demanda interna.

Por el contrario, dijo, ningún artículo del plan prohíbe los despidos ni garantiza recursos para las empresas pequeñas y medianas.

Fuente: Sputnik

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up