ONU alerta sobre crímenes contra rohingyas en Myanmar

Imagen ilustrativa. (Archivo)

La Habana, 4 opct (RHC) Los Comités de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw) y sobre los Derechos del Niño (CRC) alertaron este miércoles sobre  crímenes de lesa humanidad contra la población rohingya en Rakhine, Myanmar.

En declaración conjunta, llamaron a las autoridades a detener de inmediato la violencia contra mujeres y niños de la minoría musulmana en el norteño territorio, así como a investigar de manera efectiva los hechos y presentar ante la justicia a los responsables.

Tenemos mucha preocupación por lo que ocurre en Rakhine, donde se han cometido asesinatos, violaciones sexuales y desplazamientos forzados, señalaron.

De acuerdo con el Cedaw y el CRC, la violencia que enfrentan los rohingyas en Rakhine pudiera escalar a la categoría de crímenes contra la humanidad, cometidos por militares y otros cuerpos de seguridad.

Los niños y las mujeres siguen cargando el peso de los atropellos, en un escenario que demanda la rendición de cuentas de los culpables, subrayaron.

Según la ONU, más de 700 mil rohingyas han llegado a Bangladesh para huir de la violencia en Rakhine, medio millón de ellos arribaron a la localidad de Cox´s Bazar en las últimas cinco semanas.

Tras una visita a Cox´s Bazar, el subsecretario general de las Naciones Unidas para los Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, y el director ejecutivo del Fondo para la Infancia (Unicef), Anthony Lake, manifestaron su consternación por la situación de los refugiados.

Ambos funcionarios alertaron sobre la tragedia que se avecina si no aumentan los esfuerzos para atender a quienes huyen de Rakhine.

La gente llega a Bangladesh temerosa, cansada, hambrienta y desesperada por la ayuda, además de portar conmovedores testimonios de sufrimientos, dijeron.

Ante la crisis humanitaria en curso, la ONU actualizó este miércoles su solicitud de recursos a la comunidad de donantes, la cual asciende ahora a 430 millones de dólares para asistir a los rohinyás.

También el secretario general de la organización, António Guterres, el alto comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra´ad Al Hussein, y el Consejo de Seguridad han reaccionado ante la situación de Rakhine y la violencia desatada contra la minoría musulmana.

Guterres pidió al gobierno de Myanmar detener las operaciones militares y buscar una salida pacífica, Zeid calificó de limpieza étnica las acciones anti-rohinyás y el Consejo ha discutido cuatro veces el tema. (Fuente/PL)

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up