Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#PorSiempreFidel #LegadoDeFidel

Llueven avisos sobre daños del cambio climático

Por Guillermo Alvarado

Numerosas instituciones académicas, organizaciones no gubernamentales y líderes comunitarios han advertido hasta la saciedad de las consecuencias negativas del cambio climático, pero ahora se agrega una nueva voz que quizás para algunos resulte inesperada y para otros, como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, será muy molesta.

Se trata del Banco Mundiao, institución multilateral de crédito por lo general afín a las políticas de Washington, sea quien sea el ocupante de la Casa Blanca, publicó un estudio donde se afirma que de continuar la tendencia actual del calentamiento global, alrededor de 143 millones de personas se verán obligadas a abandonar su lugar de origen de aquí al año 2050, fecha relativamente próxima.

De acuerdo con el informe, esta ola migratoria, adicional a la que ya existe por causas económicas, políticas y sociales, ocurrirá en tres puntos concretos del planeta.

El Banco Mundial señala que los desplazamientos potenciales serán en el África Subsahariana, donde afectarán a 86 millones de seres humanos; el sudeste de Asia, con 40 millones; y América Latina y El Caribe, donde se movilizarán 17 millones.

Las tres regiones, afirma la entidad, contienen el 55 por ciento de la población en el llamado mundo en desarrollo, es decir la parte pobre del globo terráqueo, y esos 143 millones de potenciales migrantes representan el 2,8 por ciento del total de sus habitantes, una cifra significativa.

El calentamiento global ya es un hecho, pero sus consecuencias se irán agudizando con el paso de los años, de manera particular en graves y prolongadas sequías, como la que están viviendo las planicies africanas, inundaciones severas similares a las ocurridas recientemente en Bangladesh, o tormentas muy intensas y duraderas que causan daños en las zonas costeras. También hay que señalar la pérdida de territorio en zonas insulares por el aumento del nivel del agua de los océanos.

Ello provoca ya el deterioro de la recolección de las cosechas, una de las causas del aumento del hambre y los conflictos en los últimos tiempos.

En un principio las poblaciones afectadas se trasladarán hacia centros urbanos y semi urbanos para escapar a los daños, pero la capacidad de éstos para acogerlos y brindarles condiciones dignas de vida es limitada.

Por eso, señala el Banco Mundial, se incorporarán a las grandes masas humanas que ya se desplazan hacia el norte desarrollado, a menos que se tomen medidas efectivas para revertir los daños del cambio climático.

Una de ellas, la más urgente, es frenar la emisión de gases con efecto invernadero, lo que implica un compromiso de los países industrializados. Esto ya está contenido en el Acuerdo de París, un instrumento que el presidente Trump abandonó con el insólito argumento de que el calentamiento global es un mito alimentado por los rivales de esa potencia hegemónica.

Suponemos que la Casa Blanca no tenga ahora la ocurrencia de pensar que el Banco Mundial está conspirando contra la economía de Estados Unidos, aunque de aquello que viene del norte, cualquier cosa se puede esperar.

Editado por Jessica Arroyo Malvarez
Comentarios
Deja un comentario
  • En Compañia del Doctor 16-06-19
  • El Mundo de la Filatelia 16-06-19
  • Agenda 21 15-06-19
  • Entre Cubanos 14-06-19
  • Fernández de Cossío: Es evidente que la hostilidad de Estados Unidos hacia Cuba se ha incrementado en tiempos recientes
  • Diplomática cubana afirma que en la Casa Blanca coinciden las personas más siniestras en la conducción de la política exterior
Contador de Visitas

6036690

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 3039
  • Hoy: 2619
  • En Línea: 116
  • Total: 6036690