Fructífero debate sobre el modelo de prensa necesario para Cuba

En la cita, Miguel Díaz-Canel reafirmó la importancia de los medios de comunicación. Foto: Archivo

Por Roberto Morejón (RHC)

La prensa cubana cuenta con una Política de Comunicación, no irá al regazo del mercado, se capacitará más para enfrentar sus misiones, estará vigilante ante la subversión mediática y deberá reflejar mejor la polícroma realidad local.

Tales premisas emergieron del décimo Congreso de la UPEC, Unión de Periodistas de Cuba, clausurado por el Jefe de Estado Miguel Díaz-Canel.

El dignatario reafirmó la importancia de los medios de comunicación al participar en la reunión, pronunciar sus palabras y destacar el valor atribuido en Cuba a las nuevas tecnologías, con el anuncio adicional de su próxima incursión en la red social Twitter.

Para los más de 250 delegados y casi 4 mil hombres y mujeres de la prensa la médula del encuentro era favorecer la implementación de la Política de Comunicación.

Se trata de una herramienta esencial para, en palabras del decano de la Facultad de Comunicación, Raúl Garcés, otorgarle al socialismo “un rostro moderno, participativo, innovador e irrenunciablemente democrático”.

La política para reforzar la información pública en Cuba prevé algunas provisiones de financiamiento, donde se apruebe, como la venta de productos y servicios así como la publicidad y el patrocinio, sin abandonar el sustento estatal.

No podría ser de otra forma en correspondencia con el proyecto social vigente, aprobado por la mayoría, y la idiosincrasia del país, signada por un modelo de prensa inspirado en ideas del Héroe Nacional José Martí, en defensa de la soberanía.

Con esa idea central, los periodistas del archipiélago caribeño trabajaron antes del congreso en los proyectos de documentos a discutir centralmente y en las propuestas para el comité nacional de la UPEC.

La nueva presidencia la encabezó sobre bases democráticas Ricardo Ronquillo, columnista certero sobre la compleja realidad local y subdirector del diario Juventud Rebelde, acompañado por la doctora Rosa Miriam Elizalde.

Ellos, junto a los demás directivos, dirimirán en el terreno cómo los periodistas aportarán a la ejecución de la Política de Comunicación.

Ese soporte debe abrir aún más las puertas de los organismos y entidades a la información esperada por el pueblo, con veracidad y utilización de la crítica cuando sea menester.

En ese último aspecto la prensa cubana tiene un camino por andar porque desde posiciones revolucionarias puede aportar más al perfeccionamiento de la sociedad y poner de relieve los problemas que afectan a la ciudadanía.

El Congreso de la UPEC remarcó el apoyo de la sociedad a la prensa y permitió resaltar las aspiraciones del gremio de laborar más, junto a otros actores, para una gestión coherente con la cotidianeidad del país.

Nueva presidencia de la UPEC. Foto: Abel Padrón Padilla

 

Editado por Martha Ríos



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up