Políticos y mentiras (+Foto)

Las elecciones presidenciales en EE.UU. serán el martes 3 de noviembre. Foto: Radio Duna

Por Guillermo Alvarado/RHC

Los discursos en las campañas electorales de esas llamadas democracias occidentales suelen estar plagados de exageraciones, lugares comunes, promesas de dudoso cumplimiento y mentiras que a pesar de su grosor, muchos están dispuestos a creerlas.

Si me lo permiten, recordaré el cuento aquel del político que llega a un pueblo en busca de votos y la gente le dice que tienen dos problemas graves.

El primero, señalan, es que allí no hay médico y el hombre se aparta unos pasos, saca el teléfono móvil, habla unos minutos, gesticula y al volver exclama: ya está, el doctor llega en dos días, ¿cuál es el segundo problema? Y le responden: ¡que al pueblo no llega la señal de la telefonía celular!

Me vino esto a la mente cuando leí un artículo de Joscha Weber, periodista de la cadena alemana Deutsche Welle, sobre el relanzamiento de la campaña de Donald Trump en la Florida, luego de un receso tras contraer la Covid-19, y de las medias verdades y falsedades que allí dijo.

Repitió una vez más que luego de su contagio es inmune al virus, cosa que no se puede comprobar todavía.  El epidemiólogo Mark Lipsitch aseguró recientemente que no hay aún estudios concluyentes sobre qué tipo y durante cuánto tiempo el SARS-CoV-2 produce inmunidad.

Respecto a los preparados contra esa enfermedad, Trump volvió a decir que están muy adelantados, a punto de ser lanzados  “…tenemos grandes vacunas que están listas: de Johnson & Johnson, Módena, Pfizer. Sucederán grandes cosas con estas vacunas” dijo el presidente.

Es opinión generalizada que esos inmunizantes no estarán listos este año.

Más aún, poco después del mitin del candidato republicano a la reelección, la firma Johnson & Johnson suspendió las pruebas de su vacuna sin dar muchas explicaciones y al día siguiente la corporación Eli Lilly paralizó las investigaciones sobre un tratamiento experimental.

En clara muestra de su desconexión con el mundo real, el jefe de la Casa Blanca presumió de estar adelante en las encuestas de intención de voto y proclamó que tendrá una victoria aplastante en los estados clave.

Foto: DW

O no lee, o no comprende lo que está escrito, pero es de conocimiento público que el conjunto de los sondeos dan como favorito a Joe Biden, su rival por el partido Demócrata, si bien advierten que éste aún no tiene nada ganado de antemano.

En dos semanas y unos días, Trump conocerá la verdad y todos esperamos que, si le es adversa, tendrá el valor suficiente para aceptarla, aunque su consigna favorita parece ser que “si la realidad no concuerda con mis deseos, tanto peor para ella”.

Editado por Martha Ríos



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up