Vehemente llamado a la paz del papa en su mensaje navideño

Papa Francisco

Roma, 26 dic (RHC) El papa Francisco hizo un vehemente pedido a favor de la paz en todo el mundo, en especial para los hombres, mujeres y niños que sufren situaciones de guerra y otros conflictos violentos.

En su tradicional mensaje de Navidad, ante miles de feligreses congregados en la Plaza de San Pedro, previo a la bendición 'Urbi et Orbi' (a Roma y al mundo), el Sumo Pontífice se refirió a casos específicos en diferentes latitudes, iforma Prensa Latina.

Paz -dijo- para la martirizada Siria donde se ha derramado demasiada sangre. Paz, añadió, para las mujeres y hombres de la amada Tierra Santa, elegida y predilecta de Dios, que los israelíes y los palestinos tengan la valentía y la determinación de escribir una nueva página en la historia, en la que el odio y la venganza cedan el lugar a la voluntad de construir conjuntamente un futuro de recíproca compresión y armonía.

'Pedimos concordia para el querido pueblo colombiano que desea cumplir un nuevo y valiente camino de diálogo y reconciliación. (Que) dicha valentía anime también la amada Venezuela para dar los pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones actuales y edificar conjuntamente un futuro de esperanza para la población entera', indicó.

Francisco invocó la paz para que puedan recobrar unidad y concordia Iraq, Libia y Yemen, donde las poblaciones sufren la guerra y brutales acciones terroristas. Para 'varias regiones de África particularmente Nigeria, donde el terrorismo fundamentalista explota también a los niños para perpetuar el horror y la muerte', además de Sudán del Sur y la República Democrática del Congo.

El Papa extendió su deseo de paz a Ucrania oriental, Myammar, la península coreana, así como a las víctimas del terrorismo, a los excluidos y abandonados, a los emigrantes y refugiados y a 'los pueblos que sufren por las ambiciones económicas de unos pocos y la avaricia del Dios dinero que lleva a la esclavitud'.

A los niños, 'sobre todo a los privados de la alegría de la infancia a causa del hambre, de las guerras y del egoísmo de los adultos', subrayó.

Paz sobre la tierra -manifestó- para los hombres de buena voluntad que cada día trabajan con discreción y paciencia, en la familia y en la sociedad, para construir un mundo más humano y más justo, convencidos de que sólo con la paz es posible un futuro más próspero para todos.

Editado por Julio Pérez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up