Siguen contradicciones entre Trump y altos jefes militares de EE.UU.

Jefe de Estado Mayor del Ejército estadounidense, general James McConville. Foto: STARS AND STRIPES

Washington, 8 sep (RHC) El jefe de Estado Mayor del Ejército estadounidense, general James McConville, rechazó  sin mencionar al presidente Donald Trump, la afirmación del mandatario de que el Pentágono solo desea librar guerras para complacer a los productores de armas.

Los líderes militares solamente recomendarían enviar tropas a combatir cuando esto sea en interés de la seguridad nacional del país y como último recurso por órdenes del Ejecutivo, añadió el alto oficial, quien no obstante declinó comentar directamente sobre la mencionada declaración reciente del jefe de la Casa Blanca.

Trump lanzó este lunes un ataque público sin precedentes contra el liderazgo del Ejército, acusándolo de librar contiendas para aumentar las ganancias de las empresas que fabrican elementos de defensa.

No estoy diciendo que los militares estén encantados conmigo: los altos funcionarios del Pentágono no quieren hacer nada más que pelear guerras para que todas esas maravillosas compañías, que fabrican las bombas y los aviones y todo lo demás, permanezcan felices, dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Según el sitio digital de la cadena televisiva CNN, los insólitos comentarios de Trump se producen mientras varios funcionarios de defensa aseguran a ese medio que las relaciones entre el presidente y el liderazgo del Pentágono son cada vez más tensas.

Las afirmaciones del gobernante también llegan tras los esfuerzos de Trump por convencer al público de que él no hizo una serie de expresiones despectivas contra el personal militar y los veteranos estadounidenses, que fueron reportados inicialmente por la revista TheAtlantic.

Un exfuncionario del gobierno le confirmó a CNN que Trump se refirió a los miembros del servicio estadounidense caídos y que yacen en el cementerio de Aisne-Marne en términos crudos y despectivos durante un viaje a Francia en noviembre de 2018 para conmemorar el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial.

Pero, a menos de dos meses de las elecciones presidenciales, los altos jefes del Pentágono están cada vez más exhaustos y preocupados por su relación con el mandatario, según CNN.

Un área crítica de preocupación es cómo respondería el Departamento de Defensa si Trump invoca la Ley de Insurrección para poner a las fuerzas militares en las calles con el fin de reprimir a los manifestantes civiles.

El general Mark Milley, presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, dijo en una audiencia reciente en el Congreso que las fuerzas armadas no desempeñarán ningún papel en las elecciones y no ayudarán a resolver ninguna disputa si se impugnan los resultados.

En el caso de un conflicto legal sobre algún aspecto de los comicios, por ley los tribunales y el Congreso de Estados Unidos están obligados a resolverlo, no el ejército de Estados Unidos, escribió Milley en una carta a la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

Fuente: Prensa Latina

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up