Protestas en Israel en contra del gobierno de Netanyahu

Jerusalén, 27 sep (RHC) Ante una segunda y más severa oleada de la Covid-19, millares de israelíes protestaron nuevamente contra la gestión del primer ministro, Benjamin Netanyahu, a quien responsabilizan con la agudización de la crisis sanitaria.

La concentración tuvo como principal epicentro los alrededores de la residencia del jefe de Gobierno, donde la policía multó a varios manifestantes por desobedecer las reglas de distanciamiento social o permanecer en el sitio sin mascarillas, amplió la misma fuente.

Con tales marchas y plantones, que comenzaron meses atrás, personas de distintas edades y estratos sociales insisten en la renuncia de Netanyahu, a quien acusan de corrupto e inepto, debido a lo que consideran un deficiente manejo de la crisis desatada por pandemia.

Jóvenes y adultos culpan también al político de 70 años por la debacle económica asociada a la Covid-19 y exigen su dimisión, en momentos cuando las autoridades del sector reportan 68 mil 788 casos activos, y a más de 229 mil el número de portadores del SARS-Cov-2 confirmados en el país.

La tasa de infección sigue siendo incontrolable, comentó este domingo el portal digital Israel Noticias.

Según The Jerusalem Post, la policía permitió ampliar el área de protesta frente a la residencia de Bibi, como lo llaman sus allegados, a fin de facilitar distancias seguras para la salud entre un participante y otro.

No se permitirá ningún desorden público y cualquier violación de las normas de sanidad será enfrentada, dijo un portavoz de la policía.

Sin embargo el ministro de la cartera, Yuli Edelstein, criticó a los manifestantes y los tildó de irresponsables por el peligro de propagación del contagioso virus.

Dichas protestas fueron permitidas no obstante el incremento de los contagios, luego del fracaso del jefe de gobierno para aprobar en el gabinete lo que llamó regulaciones con el fin de salvar vidas, propuesta dirigida a limitar las manifestaciones que no avanzó tampoco en el Parlamento o Knesset, por la oposición de Azul y Blanco.

Netanyahu, líder del partido Likud quien deberá comparecer ante un juicio por corrupción en su contra en enero próximo, intenta guiar el timón de su polémica alianza gubernamental con su rival Benny Gantz (de Azul y Blanco), y actual ministro de defensa.

Ambos mantienen posturas divergentes en asuntos claves como la crisis de la Covid-19 y tienen derecho al veto con respecto a las decisiones del otro.

Gantz reemplazará a Netanyahu en su cargo en noviembre de 2021, en virtud del pacto vigente.

Fuente: Prensa Latina

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up