Regresa Evo Morales acompañado de millones de bolivianos, quienes le dan la bienvenida

Evo Morales fue ovacionado en Chimoré, su bastión. (Twitter: @evoespueblo)

La Paz, 12 nov (RHC)  Más de 1 100 kilómetros durante tres días recorrió la caravana que llevó de regreso a Bolivia al expresidente Evo Morales, y millones de personas salieron a las calles a recibirlo y brindarle su afecto.

Los bolivianos lo abrazaron y lo ovacionaron, en eventos que ratificaron la popularidad de su liderazgo y que abrieron incógnitas sobre el papel que desempeñará en el gobierno del presidente Luis Arce Catacora.

En su recorrido Morales se reunió con los dirigentes indígenas y del partido Movimiento al Socialismo- Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), según dijo, "para analizar la coyuntura y trazar la línea estratégica de trabajo del proyecto político más grande de Bolivia".

Las reuniones de trabajo a partir de las cinco o seis de la mañana fueron un sello durante los más de 13 años de gobierno de Morales (2006-2019), y que ya comenzó a replicar en su vuelta a su país después de un año de exilio.

Más tarde, el expresidente se reunió con organizaciones sindicales y pueblos originarios de América Latina en el auditorio de radio Kawsachun Coca, en Lauca Ñ, trópico de Cochabamba, lo que demostró que seguirá manteniendo una intensa actividad política.

Sin embargo, la masividad de los actos en su regreso a Bolivia, que en algunos casos fue inesperado, demostraron que el liderazgo de Morales en gran parte de la sociedad boliviana todavía es profundo, y un capital político fundamental para un dirigente que apenas tiene 61 años.

"Evo no está solo", fue uno de los gritos más repetidos desde que el lunes por la mañana el expresidente cruzó a pie el puente fronterizo que une a la ciudad argentina de La Quiaca con la boliviana Villazón.

Luego siguió camino junto con su exvicepresidente Álvaro García Linera, siempre por tierra y en una caravana de autos, por las ciudades de Atocha, Uyuni y Oruro, a las que pudo arribar a pesar de los bloqueos de caminos organizados por los opositores al MAS.

En todo momento, a Morales lo acompañaron ciudadanos que le daban la bienvenida, que querían verlo, tocarlo, escucharlo. Se reunió con maestros rurales, mineros, indígenas y campesinos, fue recibido con música, bailes y comidas típicas y dio conferencias de prensa y mensajes a las multitudes. Parecía más un candidato que un político en retirada.

Fuente: Rusia Today

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up