Comprometida Cuba en la eliminación del racismo y la discriminación

Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible buscan promover el bienestar de todos. Foto: Archivo/RHC.

Por: María Josefina Arce

Los objetivos planteados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible buscan promover el bienestar de todos y su acceso a derechos humanos esenciales, sin ningún tipo de exclusión.

Pero como bien alertara Cuba aún queda mucho por hacer, pues en el mundo se observa una inquietante oleada de racismo, discriminación y xenofobia.

En la reunión ministerial virtual de la ONU contra el Racismo, la Discriminación y la xenofobia,  el canciller cubano, Bruno Rodríguez, afirmó que la COVID 19 ha puesto aún más al descubierto el injusto orden económico Internacional que durante décadas ha hecho del pobre, el afrodescendiente o del migrante el objeto de todo tipo de discriminación.

En Cuba el triunfo revolucionario de enero de 1959 dió inicio a una profunda transformación de la sociedad. Desde ese momento mujeres, negros, mulatos y personas humildes vieron abrirse múltiples oportunidades para su desarrollo.

Sin embargo, como reconocen las autoridades el fenómeno es muy complejo pues está unido a patrones socioculturales. Por eso sí bien a nivel político e institucional  no está presente,  todavía persisten en la sociedad manifestaciones de racismo y discriminación.

El líder histórico de la revolución cubana Fidel Castro planteaba desde fecha tan temprana como marzo de 1959: " Nosotros, que somos un pueblo en el que figuran hombres de todos los colores y de ningún color; nosotros que somos un pueblo constituido por distintos componentes raciales, ¿cómo vamos a cometer la estupidez y el absurdo de dar albergue al virus de la discriminación?.

Y Cuba ha trabajado fuerte y como estipula la Constitución en su artículo 42, todas las personas son iguales ante la ley, reciben  la misma protección y trato de las autoridades y gozan de las mismos derechos, libertades y oportunidades, sin ninguna discriminación.

Y a programas sociales en favor de todos sumó en noviembre de 2019 el Plan Nacional contra el racismo y la discriminación racial, aprobado por el Consejo de Ministros.

Planes, objetivos y tareas en cada esfera económica y social, cada territorio y localidad del país comprende este plan, al que tributan 18 entidades del estado e igual número de organizaciones de la sociedad civil.

Tiene sus antecedentes en la creación en 2009 de la Comisión Aponte, un grupo de trabajo permanente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba para luchar contra la discriminación racial y rescatar las raíces africanas de Cuba.

Esta Comisión le dio una nueva dimensión al activismo y el estudio del fenómeno, contribuyendo a la consolidación de la estrategia del país contra ese rezago del pasado.

Compromiso, perseverancia y acciones concretas distinguen el accionar de Cuba contra cualquier tipo de discriminación, que no es compatible con los principios de la revolución.

Editado por Lorena Viñas Rodríguez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up