Va perfilandose el Mariel como motor de la economía cubana

por María Josefina Arce

En este año el megapuerto del Mariel, en el occidente de Cuba, va conformándose como el motor impulsor del desarrollo económico. Con proyectos aprobados y otros en estudio va despegando esta iniciativa que se enmarca en el proceso de transformaciones que tienen lugar en el país.

En las últimas horas se conoció que en la Zona de Desarrollo del Mariel se instalará una empresa mixta conformada por la firma anglo-holandesa Unilever, una de las mayores de su tipo en el mundo, y la compañía cubana Intersuchel.

El Grupo Unilever comercializa sus ofertas en 190 países, factura al año unos 54 410 millones de dólares y posee 300 marcas registradas.

Con un costo de 35 millones de dólares se construirá en esa área de la provincia cubana de Artemisa una moderna planta para producir artículos de aseo y cuidado personal, así como de limpieza del hogar.

Lilianne Ploumen, ministra de Comercio Exterior y Cooperación al Desarrollo de los Países Bajos, de visita en el archipiélago, consideró que la presencia de Unilever en Cuba y el autorizo para la empresa mixta constituyen un primer éxito dentro de un largo camino con vistas a expandir la cooperación bilateral.

El hecho es que la nueva Ley cubana para la Inversión Extranjera, así como las ventajas fiscales y otros beneficios que otorga la Zona de Desarrollo del Mariel han despertado el interés de hombres de negocios de todo el mundo, y en consideración de la funcionaria de los Países bajos crean condiciones para construir proyectos poderosos, de bases sólidas.

Con la aprobación para Unilever Suchel S.A. suman nueve los proyectos autorizados a instalarse en el Mariel, una iniciativa dirigida a incentivar proyectos integrales que permitan la sustitución de importaciones, fomentar las exportaciones con productos nacionales de alto valor agregado y generar empleos.

Entre los proyectos aprobados están la empresa mixta cubano-brasileña de cigarrillos Brascuba, las firmas mexicanas Richmeat, de producción de cárnicos, y Devox Caribe, dedicada a la fabricación de pinturas.

También figuran la española ProFood, productora de alimentos y bebidas para hoteles, y dos firmas de Bélgica, en las áreas de logística y tecnología, respectivamente.

Numerosas empresas del mundo han manifestado su interés en las oportunidades que ofrece el enclave, ubicado a 45 kilómetros de La Habana, y que tiene entre sus principales atractivos una terminal capaz de operar al año unos 800 MIL contenedores.

Igualmente la Zona asegura infraestructura y servicios básicos, redes eléctricas, hidráulicas, de infocomunicaciones y viales, para el establecimiento de los empresarios.

Sin dudas el puerto del Mariel y el parque tecnológico e industrial planeado en la zona pueden convertirse en un punto neurálgico y un puente para muchos mercados.

Editado por Maria Calvo



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up