Cuba adapta su sistema financiero al ordenamiento monetario

El sistema financiero de Cuba se adapta  al ordenamiento monetario, proceso que entró en vigor el pasado primero de enero. Foto: Prensa Latina.

La Habana, 5 ene (RHC) El sistema financiero de Cuba se adapta  al ordenamiento monetario, proceso que entró en vigor el pasado primero de enero con la eliminación del peso cubano convertible (CUC).

También desde ese día se estableció una tasa de cambio de 24 pesos cubanos (CUP) por un dólar, pero la banca para sus operaciones en ventanilla, o sea, en efectivo, implantó un margen comercial de 2,08 por ciento, precisó la ministra presidenta del Banco Central, Marta Wilson.

De acuerdo con Wilson, por cada dólar que el banco compre, este entregará 23,50 pesos, con lo cual se beneficia el cliente, pues antes recibía un descuento mayor, del 2,75 por ciento por cada unidad en divisa vendida.

Quienes acuden a cambiar CUC por CUP la tasa de cambio se mantiene a 24 pesos, explicó la titular.

En el mes de diciembre, luego del anuncio oficial de la entrada en vigor de la llamada Tarea Ordenamiento, aumentaron las acciones financieras en el país.

Solamente en los cajeros automáticos hubo 15 millones de operaciones, una cifra muy superior a la de años anteriores.

También en materia de transporte se aplica un aumento de las tarifas del servicio público entre dos y cinco veces, y en casi todos se mantiene un nivel alto de subsidio a pesar de que muchos insumos y piezas de repuesto tienen un alto componente de importación lo cual encarece la actividad.

En los precios del transporte se trabaja con un balance delicado: lo que puede pagar la población, lo que requiere una empresa para ser rentable y lo que el presupuesto es capaz de asimilar en servicios que tienen un costo social alto y son atendidos por el presupuesto.

Con relación al comercio interior, las autoridades de esa cartera consideran de gran valor las opiniones de la población para revisar precios, porque se trata de un proceso que requiere observar constantemente cómo marcha, ya que se trata de artículos muy sensibles como la canasta familiar normada.

El ordenamiento monetario en vigor desde este 2021 no sólo prevé la desaparición del CUC y el establecimiento de una misma tasa de cambio para personas naturales y jurídicas, sino que incluye la eliminación de subsidios y gratuidades indebidas, así como la transformación de los ingresos.

En los primeros días del año los cubanos se adaptan a esa nueva realidad, con un alza de sus salarios y también con nuevos precios en el comercio minorista. (Fuente: Prensa Latina)

 

Editado por Lorena Viñas Rodríguez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up